En todo un misterio se ha convertido la desaparición del mayor Gámez y del agricultor Luis Cuta

El mayor de la Policía Julián David Gámez Amaya desapareció el pasado 2 de junio. Don Luis Cuta no ha aparecido desde el 26 de agosto.

El agricultor Luis Gabriel Cuta y el mayor de la Policía Julián David Gámez Amaya siguen desaparecidos. Fotos: archivo particular

Un total misterio rodea la desaparición de dos boyacenses: uno, un mayor de la Policía que al momento de los hechos trabajaba en Pereira, y el otro, un agricultor que salió de su casa en Gámeza para ir a ver su ganado en Mongua.   

El mayor Julián David Gámez Amaya, oriundo del municipio de Pesca, desapareció el 2 de junio de este año en la ciudad de Pereira y desde entonces su familia no ha sabido absolutamente nada de él.

Los sucesos ocurrieron cerca de la medianoche del jueves 2 de junio, después de que se alertara de una persecución policial –en la que, según los familiares, el oficial boyacense no participó–, a un vehículo en el que se movilizaban tres hombres señalados de retener en contra de su voluntad a un joven, quien resultó ser un vendedor ambulante, y que se encontraba en el centro de Pereira.

En medio de la persecución el oficial boyacense se extravió, por lo que diferentes organismos de socorro, incluida la Policía de Rescate, adelantaron labores de búsqueda especialmente en el río Otún, sin que lo hayan podido ubicar.

El mayor Gámez tiene 36 años de edad, nació en la vereda Butagá del municipio de Pesca, estudió en el Colegio Indalecio Vásquez de esa población, tiene un hijo de 2 años y es el menor de los tres hijos de los agricultores y comerciantes Abdón Gámez, quien además es pensionado como secretario del juzgado municipal, y de la señora Rebeca Amaya, que se encarga de la atención de un hotel que tienen en esa localidad a 40 minutos de Sogamoso.

Ingresó a la Policía Nacional en enero del 2006 como alumno a la Escuela de Cadetes de Policía General Francisco de Paula Santander, en Bogotá. Tras su ascenso, fue destinado a laborar en los Departamentos de Policía Boyacá y Chocó, Metropolitana de Tunja y en la Policía Metropolitana de Pereira, donde labora desde el 16 de julio del 2021.

Había acabado de ascender a mayor en diciembre pasado. Fue subcomandante de estación de la Policía Metropolitana de Tunja y comandante de la Policía en Samacá.

Su familia, amigos y paisanos han realizado marchas y manifestaciones para pedir a la Policía Nacional información sobre lo que ocurrió con este oficial boyacense, pero hasta el día de hoy sigue siendo un misterio su desaparición.

El agricultor que desapareció mientras se dirigía a Mongua

El pasado 26 de agosto el agricultor Luis Gabriel Cuta, habitante del municipio de Gámeza, desapareció cuando se desplazaba a caballo hacia el sector La Salina, en Mongua, a revisar su ganado.

Desde entonces no se ha sabido nada de este padre de familia, a pesar de que lo han buscado con perros de la Cruz Roja, expertos en rastreo y rescate de personas, y hasta con drones.

Según explicaron las autoridades, hasta cierto punto los perros han seguido el rastro, pero después desaparece.

“No se tiene ninguna noticia de él desde hace más de mes y medio”, manifestó Claudia Cuta, esposa de Luis Gabriel.

Este campesino vive con su esposa y sus tres hijos (dos menores de edad) en la vereda Saza del municipio de Gámeza, y con cierta frecuencia va hasta La Salina, en Mongua, a ver el ganado que tiene pastando allá.

“Él salió de la casa a las 10:00 de la mañana a ver sus animales abajo en La Salina, pero no iba a quedarse allá”, afirmó Claudia Cuta.

Luis Gabriel Cuta, de 43 años de edad, no llevaba celular porque en ese sector no entra la señal. Su familia empezó a preocuparse cuando el sábado 27 de agosto no regresó a su casa. En el trayecto se gasta cerca de dos horas a caballo.

Desde ese día han estado buscándolo por el sendero por el que él normalmente se desplaza entre Gámeza y Mongua, pero no han hallado ningún rastro de este agricultor.

La familia de Luis Gabriel Cuta hace un llamado a las autoridades para que no abandonen su búsqueda.