A la emergencia hospitalaria por COVID-19 en Boyacá, ahora se suma el desabastecimiento de oxígeno

Hasta el momento 72.250 personas en Boyacá han sido diagnosticadas con COVID-19 y más de 1.670 han fallecido, pero la demanda sigue desbordando la capacidad hospitalaria y ya son 275 hospitalizadas luchando por sus vidas y de estos, el 86 por ciento con coronavirus.

A la emergencia hospitalaria por COVID-19 en Boyacá, ahora se suma el desabastecimiento de oxígeno 1
Ahora, a la falta de unidades de cuidados intensivos y a la emergencia por la demanda de servicios hospitalarios, se suma la falta de suministro de oxígeno. Foto: EFE/Alberto Valdés

“La capacidad hospitalaria no solo en UCI sino en todos los servicios está al límite y la cantidad de pacientes que está llegando por COVID, no solo para UCI sino para hospitalización, está generando un altísimo consumo de oxígeno y varias empresas productoras de este gas medicinal han notificado que la demanda de este gas medicinal supera cualquier posibilidad de producción y que ya no pueden responder con tanta demanda”, dijo Jairo Santoyo, secretario de Salud de Boyacá.

El funcionario añadió que es muy preocupante que nos estemos acostumbrando a las altas cifras relacionadas con la pandemia, con el contagio, con los hospitalizados y hasta con los muertos por coronavirus y que esas estadísticas por ningún momento se nos pueden volver normales, ni parte del paisaje.

Hasta el momento 72.250 personas en Boyacá han sido diagnosticadas con COVID-19 y más de 1.670 han fallecido, pero la demanda sigue desbordando la capacidad hospitalaria y ya son 275 hospitalizadas luchando por sus vidas y de estos, el 86 por ciento con coronavirus.

“Recientemente vimos que un paciente tuvo que ser enviado a Barranquilla, porque nosotros literalmente no tenemos cómo atender ya en cuidados intensivos, pero nuestra realidad no puede seguir siendo la de buscar camas, tenemos que entender que el contagio solo lo podemos contener con las medidas de autoprotección y evitando reuniones familiares o de grupos”, recalcó el funcionario.

Santoyo añadió que hoy Boyacá tiene una ocupación del 98,5 por ciento y que el problema es que la gente parece como si no entendiera la emergencia en la que se encuentra el departamento. “Es que es increíble la cantidad de pacientes que están llegando a los hospitales de Tunja, Duitama, Sogamoso, Chiquinquirá y Soatá desde diferentes lugares del departamento y eso quiere decir que la comunidad no está entendiendo que la autoprotección es la única forma de controlar el contagio del virus”, aseguró.