El desesperado llamado de un médico desde las unidades de cuidados intensivos

La realidad que se vive hoy en las Unidades de Cuidados Intensivos es crítica, incluso según cuenta Ernesto Giraldo López, director de las UCI en Duitama y Sogamoso ya se tiene a personas intubadas fuera de estas Unidades, como única salida para intentar salvarles la vida.

El desesperado llamado de un médico desde las unidades de cuidados intensivos 1
Hasta turnos de 48 horas están haciendo los profesionales de la salud que atienden en las UCI para poder ayudar a un mayor número de los pacientes que llegan a diario. Foto: Comunicaciones Hospital San Rafael.

Pero el problema no solo es la falta de camas, profesionales capacitados en la atención de UCI tampoco hay más en Boyacá. Se han hecho convocatorias en casi todos los hospitales del departamento y no han llegado hojas de vida que cumplan con los perfiles, mientras tanto hay profesionales de la salud que están haciendo turnos, incluso, de 48 horas, pero el agotamiento físico y mental también les está ‘pasando factura’ a estas personas.

Y para rematar, la demanda de oxígeno en todo el país es muy superior a la oferta, así lo cuenta Giraldo, quien indica que ha intentado apoyar al equipo de galenos que a diario luchan por salvar vidas, pero que ven con impotencia como llegan y llegan pacientes complicados y no hay en dónde atenderlos.

“Estamos con una capacidad total en las UCI de Duitama y Sogamoso, lo que nos muestra la magnitud del problema en cuanto a casos COVID”, así lo indicó Ernesto Giraldo López, director de la Unidades de Cuidados Intensivos en Duitama y Sogamoso.

Hasta el jueves 3 de junio seis personas estaban intubados fuera de las UCI en Duitama. “Todo lo que hay fuera del ventilador y las camas, pero los insumos, medicamentos, recurso humano y oxígeno se nos agotan. El Ministerio autoriza la compra de oxígeno, pero no lo hay en el país”, relata con desesperación el profesional que ha tenido que ver como incluso varios integrantes de una misma familia mueren dentro de las Unidades, porque sus miembros se contagiaron en una reunión social.

Otro foco de infección son los sitios cerrados como por ejemplo los restaurantes, pero especialmente los bares, ya que el virus se mantiene en el ambiente, y según denuncia el mismo profesional de la salud, en muchos lugares no se está respetando el aforo que se implementó cuando inició la pandemia, las distancias se redujeron y no hay un recambio de aire.

El llamado desesperado que hacen desde las UCI, es también para los empresarios por la responsabilidad que tienen con sus empleados y la educación de los mismos, y a toda la población un llamado al uso de mascarilla cubriendo boca y nariz, guardar la distancia, lavado permanente de manos o desinfección con alcohol.