Intereses Superiores por Duitama – #Pregones – Ricardo Gabriel Cipagauta Gómez – #Columnista7días

Intereses Superiores por Duitama - #Pregones - Ricardo Gabriel Cipagauta Gómez - #Columnista7días 1Aunque se advirtió en su preciso momento ya hoy no es para “llorar sobre la leche derramada”, o el que quiera llorar que lo haga en su conciencia, despojando sus ambiciones personales o de grupo saliendo o no en manifestaciones de su creativa imaginación y hasta para conocer las entrañas de quienes son llamados “dirigentes”, “líderes políticos o de opinión” y hasta alternativas de solución.

Que de algunas matronas y sus ejemplos nuestras familias se fundamentaron o cimentaron para mantener vivos los principios y formación -que se ha venido heredando y siendo los rectores- para una ciudad que ha sido eje del desarrollo regional, cantera del civismo, entraña de hombres y mujeres brillantes, creadores, empresarios y dirigentes que han descollado en los escenarios del mundo y ahora nos llegó una pandemia, que tocó la esencia de su institucionalidad, y buscar las alternativas para mantenernos erguidos, fuertes, con intereses superiores y sin mezquindad.

Quienes aspiran a los honores de ser elegidos asumen que todo va a ser color de rosa, pero cuando ya están en el poder olvidan que hay compromisos, retos, enemigos y que a punta de aduladores no se gobierna, relegando a profesionales de cada área no es la fórmula para figurar o lo que lleva a consecuencias como las que por unos meses vivirán las comunidades de “La Perla”.

Ver en algunas cuevas de las redes sociales, que suplantaron el papel de los medios de comunicación, y de las mesas de trabajo y diálogo que se perdieron por el pretexto que hay polarización absurda, alrededor del futuro de una ciudad, y no de los 10 que han sido los de siempre, en cuerpos ajenos, con colores, matices, negocios y hasta representaciones que en el fondo no son tal, sino el producto de componendas, ruegos, presiones para seguir figurando y hasta pontificando.

Duitama es superior por sus 150 mil habitantes, y de quienes de verdad se quedaron y se hicieron parte de ella, directamente o por sus herederos o descendencias que saben que es un paraíso, epicentro de educación, de buen vivir, de sus coyunturales dirigentes y hasta de quienes llegan a ocupar los cargos, que son los enlaces con las comunidades y a quienes se les debe cumplir promesas de campañas y que la deuda sigue siendo –con intereses- lo que marca las brechas sociales, la falta de un POT para su desarrollo y dejando en la nube una urgente PTAR, y así en todos los sectores…

Esto no es con deseos, buenas intenciones, palabrerías, programas pagados para mantener a los vividores o lucirse, es con argumentos, principales y suplentes en gremios y juntas directivas, funcionarios de carrera o contratistas, que deben hacer gestiones de cooperación, de alcanzar inversiones y otras formas de mostrarse. A los que nos “duele” Duitama no podemos ser indiferentes, estando en el territorio o fuera de ella, en agradecimiento a todas bondades de las que hemos disfrutado. Y llegó la hora de sumar fuerzas, recursos, mentes y acciones por ella, “La Bella”.

Llamado de corazón a quienes tienen “credenciales” para que demuestren su grandeza y YA.

Desgastarnos en nuevas elecciones, en el sentido de polarizar a grupos, barrios, grupitos, “jefes” y cumplirle a la democracia es de ley, no de leguleyos transitorios que van a “pescar en río revuelto”-que los dañamos, desviamos y acabamos- pero que no vayan a revolver peras con manzanas -que muy pocas se cultivan- que por la ambición de coadministrar vayamos a terminar en sectarismos, desbordes, o llegar a utilizar lo público para sus patrocinadores o volviendo a los caballitos de batalla que los llevaron a ser idolatrados. Cabeza fría, argumentos, sustentos y no llegar con “pactos históricos o de salvación”, esto es entre todas las voces activas y vivas de “La Capital Cívica”.

No distractores a que aprovechando las calenturas hagan que sus ventiladores prendan a toda marcha, se tengan ferias de contratos, se juegue al ganador, y se hagan fiestas con el dolor que vivimos en una situación que no se le desea a un municipio que tiene su luz propia.

Será un sitial de honor para ver el talante de quienes fungen como salvadores, jefes, futuros candidatos a todo y hasta mueven sus “hilos” desde el más allá de las fronteras o en los sillones de las comisiones, recién creadas a sus medidas. No tenemos que pagar platos rotos de individuos.