Una enfermedad respiratoria se llevó al ilustre académico Jorge David Rubio Rodríguez

Una enfermedad respiratoria se llevó al ilustre académico Jorge David Rubio Rodríguez.

Jorge David Rubio Rodríguez uno de los mas reconocidos y respetados historiadores de Colombia. Fotografía Archivo particular.

En la clínica Marly de Bogotá permaneció por más de un mes en cuidados intensivos el reconocido académico Jorge David Rubio Rodríguez hasta que la enfermedad produjo varias complicaciones en su cuerpo y pasado jueves a las 3:00 de la tarde la afección respiratoria ocasionó su deceso.

Pero no solo hay consternación y luto en la Villa de Guaduas tras el fallecimiento de este historiador, sino en Boyacá y en todo el territorio nacional por su brillante gestión en favor de las artes y la valoración de un pasado lleno de gloria como acostumbraba referirse de su entrañable patria el presidente de la Academia de Historia de Cundinamarca y presidente del Colegio Máximo de Historia.

Las exequias se llevan a cabo en la funeraria Gaviria y el día de hoy en horas de la tarde su cuerpo será trasladado a Guaduas su pueblo natal donde decretaron en su honor dos días de duelo.

Su estrecha vinculación con el departamento de Boyacá lo llevaron a convertirse en un hijo adoptivo de la tierra de libertad, terruño al que quiso entrañablemente y representó en varias de sus acertadas disertaciones y encuentros nacionales – internacionales de historia.

- Publicidad -

El amor por Boyacá salió a flote también en las asesorías que realizó para la presidencia, en los temas del bicentenario, donde recalcó siempre que Boyacá era merecedor de todos los honores e inversiones por parte del ente nacional por cuanto había sido el suelo que otorgó la libertad de las repúblicas.

A Jorge David Rubio Rodríguez no le gustaban las celebraciones de cumpleaños porque aseguraba que no había nada que festejar por cuanto era un año menos de vida y esa fue una de sus tantas particularidades, aseguró la historiadora Nelly Sol Gómez de Ocampo.

Agregó que este aplaudido escritor y humanista era también el mejor pesebrista del país y por más de 30 años diseño y construyó los pesebres de la Casa de Nariño, así como los de varios ministerios y el de la Catedral en la capital de la república.

La Academia Boyacense de Historia hizo llegar a Boyacá Die7e Días y a su familia, el siguiente comunicado oficial de condolencias, tras la irreparable pérdida de este insigne hombre de las letras y las artes colombianas:

“¡Restauremos la conciencia de patria!”, frase cumbre del ilustre miembro de la Academia Boyacense de Historia Dr.  Jorge David Rubio Rodríguez(q.e.p.d.)

La Academia Boyacense de Historia, su presidente Javier Ocampo López, la junta directiva y demás académicos, presentan a la alcaldía de guaduas, Cundinamarca, su tierra natal, a la Academia de Historia de Cundinamarca, al Patronato Colombiano de Artes y Ciencias, entidades que presidia, al Colegio Máximo de las Academias de Colombia de la cual también fue su presidente, a su hijo adoptivo Camilo Cala y a su respetada familia Rubio Rodríguez, el más sentido saludo de condolencia y solidaridad, por la irreparable pérdida de este eminente colombiano, quien durante su existencia no descansó para engrandecer el patrimonio y la cultura de sus amados territorios, bajo la premisa de un trabajo en unión y verdadera convivencia social.  

Él supo entregar su alma, sus conocimientos y toda su labor, para el servicio de la comunidad. el país pierde a uno de sus mejores seres humanos, gran conocedor de la historia, coordinador desde la vicepresidencia de la república de la conmemoración del bicentenario de la campaña libertadora 1819 – 2019, donde participaron innumerables académicos de Boyacá y del país en el “Congreso Internacional Bicentenario de la Independencia de Colombia” en agosto del año 2019 y en el Encuentro de Academias Regionales en la ciudad de Bogotá en el mismo año.

Las artes y las ciencias humanas lo formaron para ser el mejor pesebrista del país, creando y adornando con la máxima estética y detalle, la presidencia de la república y los ministerios durante muchos años.

La profunda admiración por su coterránea la heroína mártir, Policarpa Salavarrieta “la Pola”, lo llevaron a producir valiosas obras históricas con hermosas ediciones, magnificando los momentos cruciales de la vida de “la Pola”: el presidio – el sacrificio y la inmortalidad, en distintos actos conmemorativos en el año 2017, engrandeciendo siempre el posicionamiento de la mujer actual.

Su grandioso legado del doctor David Rubio, nos compromete a continuar su loable trabajo y grandes ideales en homenaje a su memoria.   

Paz en su tumba.  

Dado en Tunja a los 13 días del mes de noviembre del año 2020