Noche de horror deja a hombre muerto en Duitama

Según hipótesis de Fiscalía y Sijin, el crimen habría sido motivado por una deuda.

Claudia Yamile Pérez Cuervo y su esposo Luis Felipe León Mozo, al parecer, habrían sido engañados para entregar un trabajo en Nobsa, pero en el lugar fueron golpeados sin compasión.

La mujer sobrevivió a la fuerte arremetida con palos y varilla, sin embargo, su esposo murió por la gravedad de las heridas y por los golpes que recibió en la cabeza.

Por este hecho, la Fiscalía 11 y la Sijin capturaron a Édgar Gutiérrez y Andrea Montealegre, quienes son propietarios de almacenes de muebles.

Una tercera persona, que se busca, estaría vinculada a este presunto homicidio. El fiscal David Castañeda le dijo a Boyacá Sie7e Días que Yamile Pérez Cuervo sobrevivió de milagro y pidió ayuda para ser trasladada al Hospital Regional de Duitama.

Ella les dijo a las autoridades que buscaran a su esposo que se encontraba en un zanja. En el centro hospitalario la mujer pudo decirle a la Policía lo que había ocurrido.

Según el Fiscal que investiga el caso, el jueves 6 de febrero a la pareja que trabaja en carpintería, los patrones les pidieron que los acompañara a entregar unos muebles. Aunque las entregas no eran parte de sus funciones, los trabajadores fueron en motocicleta y siguiendo a una camioneta donde iban los patrones.

Claudia Pérez le tomó una fotografía al vehículo y la envío a la familia; además, les dijo que lo hacía por si ocurría ‘algo’. La camioneta giraba por caminos veredales hasta que se detuvo en un paraje deshabitado.

En ese lugar, la pareja de trabajadores fueron golpeados hasta quitarle la vida a Felipe León. Claudia le dijo a las autoridades que fingió no tener vida y mientras la golpeaban se escuchaban voces que aseguraban que ya había muerto.

El fiscal explicó que fueron arrojados a un caño en la vereda Ocuengá. El hecho se presentó hacia las 7 de la noche. Según el Fiscal, Claudia Pérez se pudo mover hacia la 1 de la madrugada del viernes y pidió ayuda hasta que llegó el vigilante del colegio Suazapawa.

Más detalles, en la edición impresa de hoy.