Artesanos de la lana crearon el emprendimiento ‘Nopza La Oveja Negra’. Aquí su historia 

Con recursos del Fondo Emprender están sacando adelante este emprendimiento en el municipio de Nobsa. 

‘Nopza La Oveja Negra’, un emprendimiento de artesanos de la lana de Nobsa. Foto: archivo particular

Cerca de 30 artesanas, todas del municipio de Nobsa, confeccionan ruanas y otros tejidos en el emprendimiento ‘Nopza La Oveja Negra’; 15 de estas mujeres están calificadas y certificadas por el Sena.

Esta empresa, que nació en territorio nobsano como un emprendimiento, logró acceder a recursos del Fondo Emprender y mediante capacitación del Sena ha logrado crecer y mantenerse en un mercado complejo y competido como es el de los tejidos.

‘Nopza La Oveja Negra’ se especializa en productos 100 % naturales, 100 % hechos a mano y 100 % nobsanos, razón por la que ha logrado incursionar en los mercados nacionales.

Alejandro Forero Albarracín, director de este emprendimiento, cuenta que en la empresa son tres hermanos nacidos en Bogotá: Fredy, Jenny y él, quienes por cuestiones de la vida llegaron al municipio boyacense de Nobsa.

“Mi hermana fue quien inspiró este negocio: ella llegó hace 30 años e hizo familia en este municipio. En el 2017 mi hermano y yo llegamos a Sogamoso y ella nos invitó a hacer una sociedad para formar el proyecto que en ese momento consistía en apoyar un grupo de mujeres artesanas de Nobsa”, dice Alejandro.

Alejandro Forero Albarracín, director de‘Nopza La Oveja Negra’. Foto: archivo particular

Todo empezó gracias a su mamá, una mujer artesana oriunda de Jericó (Boyacá), quien a lo largo de su vida aprendió varias técnicas de tejido, transmitió esos saberes a sus hijas y ellas a sus hermanos; así empezaron a entretejer la asociación, ya que ellas saben de la tejeduría y ellos de la parte comercial. 

El emprendimiento nació en el 2018 con el conocimiento que les transmitió su progenitora, por lo cual ya tenían unas bases para poder formar el proyecto y así mismo exigirle a las artesanas calidad, que es lo que buscaban desde el inicio.

En el 2020 llegó la pandemia y en el 2021 la Alcaldía de Nobsa lanzó, junto al Sena, una convocatoria cerrada donde participaron con 157 emprendedores más. Había 13 cupos y fueron ellos los últimos en ser seleccionados. En ese momento la selección del Fondo Emprender vio potencial en su proyecto y le apostaron a mejorar y a fortalecer este emprendimiento que ahora es una empresa.

“Para presentarnos en el Fondo Emprender, tuve que hacer un curso en el Sena. Hice el de telar vertical con Sena Emprende Rural, donde nos fortalecimos en este conocimiento que es un oficio ancestral y el cual aplicamos hoy en nuestra empresa”, recuerda el director de la empresa.

Iniciaron constituidos como persona natural y el Fondo Emprender exige que se conformen como persona jurídica, por lo que ya están legalmente constituidos como tal, se fortalecieron y recibieron capital semilla del Fondo Emprender, que les entregó en materia prima, maquinaria, equipos de cómputo y ayudas para los primeros meses de la planilla pila de la nómina.

“Desde entonces, la empresa ha crecido bastante, sin embargo, las circunstancias nos han llevado a que nos toca buscar las formas de comercializar nuestros productos fuera del departamento; al producir más prendas artesanales, nos toca no solamente esperar a que llegue el turista al pueblo, sino también salir a ferias nacionales. Hemos estado en Hecho a Mano en El Retiro (Antioquia); Exponativos, en el Centro Comercial Boulevard Niza, (Bogotá); Expoatesanías, en Corferias (Bogotá); en la Feria Artesanal de Manizales y en la Feria Nobsa se toma a Medellín”, indica.

Las prendas a dos agujas las tejen en sus casas y son verdaderas obras de arte, y, además del telar vertical, los dos hermanos trabajan el telar horizontal. Ofrecen cuatro líneas de productos: femenina, masculina, júnior y accesorios, con ruanas de todos los estilos, sacos, chaquetas, busos, chales, mochilas, bufandas y gorros, entre otros.

“Desde el taller artesanal ‘Nopza La Oveja Negra’, invitamos a todos los emprendedores a nivel nacional a que se presenten con sus proyectos al Fondo Emprender del Sena, un proyecto que apoya a los emprendedores y que los ayuda a crecer como empresa”, expresa.

En esta fábrica se trabaja netamente la lana pura, una forma de ayudar a los artesanos del municipio al comprarles la lana a los campesinos que viven de vender este producto natural; la lana tinturada es trabajada por otra artesana que usa tintes extraídos de las plantas, de tal manera que su producto es 100 % hecho a mano, 100 % nobsano, 100 % natural. 

-Publicidad-