Más de 330 mil maestros se benefician con el nuevo modelo de salud para docentes que empieza su transición el 1° de mayo

Con la implementación del nuevo esquema, los docentes y sus familias se verán cobijados. En total serán 818 mil los beneficiarios.

Rueda de prensa sobre el nuevo modelo de atención en salud para los docentes. Foto: Presidencia Colombia

“Hoy estamos entregando un modelo de salud que ha sido altamente fortalecido y mejorado, construido conjuntamente entre el Gobierno, los educadores y la Fiduprevisora’.

Así lo anunció la ministra de Trabajo, Gloria Inés Ramírez, en la presentación del nuevo esquema de salud para los docentes del país, que comenzará su etapa de transición el 1° de mayo.

En total serán más de 330 mil maestros y maestras que hoy se encuentran afiliados al Fondo Nacional de Prestaciones Sociales del Magisterio (Fomag) los que se benefician directamente con la medida adoptada por el Gobierno del Cambio, en conjunto con los educadores y la Fiduprevisora.

La cifra de quienes se verán cobijados aumenta a 818 mil colombianos, en la medida en que la atención incluye a las familias de los educadores.

 “El proceso de transición, que ahora empieza, nos va a permitir que los docentes y sus familias puedan contar de manera continua con la prestación del servicio’, precisó Aurora Vergara, ministra de Educación.

Aclaró que se va a operar a través de la Red Nacional de Servicios de Salud, por medio de 31 coordinaciones departamentales, para beneficiar a los más de 818 mil afiliados al sistema de salud del Ministerio.

La ministra de Trabajo, por su parte, explicó el proceso de construcción del nuevo sistema. “El primero de abril de 2024, el Consejo Directivo del Fondo de Prestaciones Sociales del Magisterio expidió el acuerdo 003, que materializa y concreta los esfuerzos de más de seis meses de trabajo de las diferentes mesas técnicas’, para estructurar el nuevo sistema de salud “que tiene como eje central los derechos y no el negocio’.

Este modelo, gerenciado por la Fiduprevisora, busca garantizar acceso oportuno, completo y de alta calidad.

“Es muy importante para la Fiduprevisora como administradora de Fomag, contarles que este modelo que se encuentra en transición a partir del próximo 1 de mayo, es fundamentalmente preventivo y no curativo’, advirtió Jhon Mauricio Marín, presidente de la fiduciaria.

Modelo concertado

La vicepresidenta (e) del Fomag, Daniela Andrade, sostuvo que este es un esquema de salud que rompe un paradigma, porque es concertado con los beneficiarios.

Andrade agregó que “tenemos una red complementaria donde se ve un cambio sustancial con el anterior modelo. En esta red ya tenemos 1.583 proveedores de salud que han manifestado querer integrar el Magisterio y hacer parte de él, dentro de los cuales tenemos 31 entidades acreditadas en el territorio’.

El esquema que entra en vigor elimina intermediarios, invierte directamente en la prestación de servicios de salud y garantiza una red ampliada.

“El modelo escoge los mejores hospitales y las mejores clínicas, tanto privadas como públicas, y todas las acreditadas. Queremos que esos hospitales, esas clínicas en toda Colombia, presten una adecuada atención y lo hagan de manera que los docentes puedan escoger libremente qué prestador necesitan y prefieren’, afirmó Guillermo Jaramillo, ministro de Salud.

Salud y seguridad en el trabajo, integrados

?El ministro Jaramillo sostuvo que los equipos de atención integral van a llegar, no solamente a la casa de los docentes, sino a sus sitios de trabajo, a los colegios o escuelas y a las zonas administrativas.

?“Para que, desde ahí, complementado con algo que ha solicitado muy especialmente el Magisterio, que es que este modelo tenga integrado un sistema de seguridad de salud en el trabajo, y podamos, de esa manera, lograr una mayor posibilidad de atención en todo lo que representa la seguridad para el maestro y para la maestra’, aseguró.

Finalmente, el ministro de Hacienda, Ricardo Bonilla explicó que el régimen de los maestros está en el esquema contributivo y “va a ser financiado directa y exclusivamente por los maestros’.

“Los recursos están previstos, cada maestro aporta lo que le corresponde como empleado y el empleador, que en este caso es el Estado, en las Secretarías de Educación, aporta lo correspondiente a la cotización del empleador. Esto es lo que permite financiar el sistema’, dijo.

-Publicidad-