Afganistán y Pakistán firman acuerdos comerciales a pesar de tensión bilateral

Afganistán y Pakistán alcanzaron una serie de acuerdos comerciales con motivo de la visita de una delegación de Islamabad a Kabul, unas medidas acogidas este viernes como beneficiosas para las relaciones bilaterales afectadas por nuevas tensiones políticas desatadas por unos bombardeos aéreos paquistaníes en suelo afgano que dejaron ocho civiles muertos.

Islamabad (Pakistan), Foto: EFE/EPA/SOHAIL SHAHZAD

«Facilitarán el comercio entre ambos países», estimó a EFE el profesor de Economía de la Universidad afgana de Nangarhar Ebadullah Nasiri, aunque advirtió que, en anteriores ocasiones, «este tipo de acuerdos han sido alcanzados y el Gobierno de Pakistán los ha violado repetidamente».

El experto afgano en comercio Mohamad Arif Nikmal también se mostró cauteloso a la hora de la implementación, aunque saludó la medida.

«Está claro que Pakistán está interesado en productos en bruto de Afganistán (…) pero Pakistán violará el acuerdo cuando empiece la campaña de exportaciones de fruta a Afganistán, como ya hemos visto en otras ocasiones», vaticinó Nikmal a EFE.

Los acuerdos alcanzados incluyen una serie de tarifas preferentes para una veintena de productos, con el objetivo de «desarrollar el comercio bilateral sin obstáculos».

«Se acordó que Pakistán facilite la circulación de mercancías de contenedores internacionales a regionales en el puerto de Karachi en los próximos seis meses», dijo el pasado jueves el portavoz del Gobierno interino de los talibanes, Zabihullah Mujahid.

La delegación paquistaní llegó el pasado lunes a Kabul encabezada por el secretario de Comercio Khurram Agha.

En el centro de las conversaciones se encontraba el establecimiento de medidas para facilitar el tránsito mercantil en los pasos fronterizos, un intento de normalizar las relaciones bilaterales gravemente dañadas.

El pasado 18 de marzo, un ataque aéreo paquistaní en las provincias afganas de Khost y Paktika dejó ocho muertos, según el Gobierno interino de los talibanes.

Islamabad justificó la operación como un ataque a bases terroristas de los talibanes paquistaníes, el Tehreek-e-Taliban Pakistan (TTP), al que acusaron de haber llevado a cabo un ataque contra una base militar.

En respuesta, los talibanes afganos atacaron con armas pesadas varias bases paquitaníes instaladas en la frontera.

Las tensión entre los países vecinos aumentó con la llegada al poder de los talibanes afganos en agosto de 2021, que reactivó los ataques terroristas en Pakistán del TTP.

El Gobierno de Pakistán acusa desde entonces a Afganistán de dar cobijo a grupos insurgentes para perpetrar ataques en Pakistán, unas acusaciones que los fundamentalistas han negado en numerosas ocasiones.

Pakistán es el mayor destino de exportación y el tercer socio importador de Afganistán, de acuerdo con los datos de la embajada de Pakistán en Kabul. EFE

-Publicidad-