Solo el 10% del Parque Agroalimentario de Tunja está siendo utilizado

La central de abastos cuenta con una infraestructura que costó 25.800 millones de pesos y que no está siendo utilizada por los comerciantes de productos agropecuarios.

El Parque Agroalimentario de Tunja está siendo subutilizado. Foto: archivo particular

En el 2021, el Gobierno nacional, el departamental y la Alcaldía de la capital boyacense entregaron lo que se llamó el Parque Agroalimentario de Tunja, una obra que costó 25.800 millones de pesos en la construcción de 28 bodegas, 121 módulos, parqueadero con capacidad para 300 vehículos y un área total de 21.000 metros cuadrados.

La plaza de mercado del sur, como es conocida comúnmente, es operada por la Concesión ‘Tunja Productiva’ (al igual que la plaza del norte y la del barrio El Carmen), y es administrada por Luis Alexander Rodríguez Aponte, quien afirmó que en la actualidad solamente se utiliza el 10 % de la infraestructura nueva.

Acorde con las declaraciones de Rodríguez, la situación obedece a diferentes factores, entre ellos la resistencia de los comerciantes para trasladarse a las instalaciones, la deficiencia en el diseño de la infraestructura, la falta de cerramiento de la plaza y la cantidad de comercio que se ha suscitado en los alrededores de la central de abastos de manera informal.  

El temor al cambio y la creencia de que los compradores no se van a desplazar hacia la parte trasera de la plaza, donde se ubica el Parque Agroalimentario, también es causante de la baja ocupación. “Estamos seguros de que, si nos pasan para allá, no vamos a vender nada, la gente va a preferir comprar en los ‘fruver’; además, nos van a subir las tarifas y no vamos a caber todos en esas bodegas”, comentó Rosalba Huertas, comerciante del lugar.

La Concesión está trabajando en un plan para mejorar condiciones de orden, seguridad y formalidad. “Elevamos una solicitud a la Alcaldía para que nos permita trasladar comerciantes de líchigo a este sector y ubicar zonas específicas para la comercialización mayorista de cebolla y zanahoria, en la zona donde actualmente están los comerciantes de papa; con esto, tendríamos tres de nuestros productos más importantes en áreas delimitadas y con mayor organización”, dijo el administrador.

Zona donde actualmente están los comerciantes de papa. Foto: archivo particular

Todo esto dependerá de la voluntad de los comerciantes y la aceptación de las propuestas, pues en la plaza, todo se somete a votación, según manifestó Rodríguez.

Otra de las causas de la baja ocupación obedece al diseño de la infraestructura, puesto que la altura de las zonas de descargue no coincide con la altura de los planchones de los camiones: hay un metro de diferencia, aproximadamente. Esto genera, por un lado, condiciones de inseguridad y peligro, por otro, sobrecostos en el cargue y descargue de los productos.

En cuanto a la preocupación por las tarifas, Rodríguez asegura que la Concesión se acoge a las decisiones de la Alcaldía de Tunja, que es quien establece los costos. Actualmente los mayoristas pagan un valor mensual de 140.000 pesos como tarifa máxima y los minoristas, 13.000 pesos a la semana. Esto en el área antigua, pues a los comerciantes de papa que ocupan las nuevas instalaciones no se les está cobrando.  

La plaza de mercado del sur está invadida de comercio en sus alrededores, las calles no son transitables, los vehículos estacionan por doquier y las obras de gran inversión están abandonadas. Esta central recibe en promedio 600 vehículos al día.

-Publicidad-