El policía boyacense que lucha por su vida, tras enfrentarse a delincuentes en Soacha

El patrullero, Wilmar Daniel Monroy Monroy, oriundo de Maripí, lucha por su vida tras recibir graves heridas de arma de fuego, mientras patrullaba en entre Bogotá y Soacha.

El patrullero Wilmar Daniel recibió cuatro impactos de bala, uno en su rostro, dos heridas en la cabeza y otra en la columna. Foto: Archivo particular.

Los hechos se presentaron sobre las 8:40 de la noche, de este lunes en el barrio Santo Domingo, cuando se escucharon unos disparos, y de inmediato los uniformados que se encontraban haciendo patrullaje encontraron a una persona tendida en el piso y tres personas escapando del lugar, durante la persecución los delincuentes dispararon contra los dos policías que les pisaban los talones.

Según conoció Boyacá Sie7e Días, el uniformado, quien nació hace 29 años en el municipio de Maripí, cumple el próximo mes, 11 años vinculado a la policía, de los cuales completaba dos años en la Estación de Policía Cazucá, de Soacha.

Monroy es casado y tiene un hermano que también es policía. Por su excelente labor en la hoja de vida reposan tres condecoraciones y más de 40 felicitaciones.

Según los reportes iniciales, Wilmar Daniel recibió cuatro impactos de bala, uno en su rostro, dos heridas en la cabeza y otra en la columna, recibiendo la primera atención medica en el Hospital Cardiovascular de Soacha, donde sus signos vitales fueron estabilizados y posteriormente fue trasladado al Hospital Central de la Policía, donde por la gravedad lo pasaron a cuidados intensivos.

¿Qué fue lo que ocurrió?

Son muchas las versiones en torno a lo sucedido, entre ellas que los dos uniformados se encontraban realizando patrullaje el barrio Santo Domingo de Soacha, cuando fueron atacados por hombres armados en hechos que ocurrieron cerca de las 8:40 de la noche del lunes 12 de febrero de 2024.

Al parecer hombres que se movilizaban en moto atacaron a un ciudadano que estaba en vía pública y posteriormente emprendieron la huida, pero, policías del cuadrante 46 de Cazucá iniciaron una persecución para tratar de atraparlos.

Los uniformados quienes perseguían a los responsables de atentar contra un ciudadano, fueron interceptados por otro sujeto armado, quien les disparó en múltiples ocasiones.

Los vecinos del sector que observaron el ataque contra los policías acudieron al lugar para socorrerlos antes de ser trasladados al centro médico.

De inmediato se realizó un despliegue por parte de los miembros de investigación criminal e inteligencia para dar con el paradero de los hombres que atentaron contra la integridad de los policías. “Vamos a encontrarlos en donde sea que estén”, manifestó el brigadier general, Luis Ramírez Hinestroza.

Por su parte la Policía Metropolitana de Soacha ofreció una recompensa de 50 millones de pesos por quien dé información sobre los responsables de este ataque que alteró la tranquilidad de la comunidad de este sector del país y que hoy tiene entre la vida y la muerte a dos policías.

-Publicidad-