Tumban acuerdo que fijó la escala de remuneración de los empleados del Concejo de Tunja para el 2023

El artículo primero del citado acuerdo no cumplía con los parámetros técnicos.

Se cayó acuerdo que fijó escala de remuneración de los empleados del Concejo de Tunja para el 2023. Foto: archivo particular

Por no ajustarse a la facultad prevista para los cabildos municipales establecida en el numeral sexto del artículo 313 Superior de la Constitución Política, el Tribunal Administrativo de Boyacá declaró la invalidez del Acuerdo No. 025 del 2 de agosto del 2023 del Concejo de Tunja.

Mediante ese acuerdo se fijó la escala de remuneración para los empleados públicos del Concejo Municipal de la ciudad de Tunja correspondiente a la vigencia del 2023.  

El departamento de Boyacá pidió al Tribunal que declarara la invalidez de este acuerdo, fundamentado en que el Concejo Municipal de Tunja al expedirlo no elaboró una escala de remuneración sucesiva, numérica, progresiva y sistemática, pues adujo que no señaló en forma escalonada las consecuencias económicas que variaban de dicha categorización, como quiera que fijó algunas asignaciones básicas mensuales, pero para otros grados no lo hizo. 

Señaló la Gobernación de Boyacá que, específicamente se omitió la sucesión numérica y progresiva de la escala salarial en relación con algunos grados. 

“Teniendo en cuenta el marco competencial para la determinación del régimen salarial de los empleados públicos del orden municipal, se concluyó que, en el mismo el Concejo Municipal de Tunja fijó directamente el incremento porcentual en la escala de remuneración salarial mensual para los distintos empleos existentes en la misma corporación, sin atender, debidamente, la competencia constitucional que le asiste”, indicaron desde el Tribunal. 

Según el organismo judicial, en su parte motiva el Concejo reconoce su competencia constitucional para determinar escalas de remuneración y apela a la necesidad de establecer el incremento salarial del 16 %, señalando que no afecta financieramente el presupuesto con el que cuenta esa corporación para la vigencia fiscal 2023, e indica que el mismo no superaba los límites establecidos por el Decreto Nacional No. 0896 del 2 de junio del 2023 (SIC).   

“Observó la Sala, entonces, que la norma dispuso reajustar la escala de remuneración para los diferentes empleos del Concejo Municipal de Tunja, con respecto a la asignación básica del año anterior (2022), en un porcentaje del 16 %, pero no estableció a ciencia cierta la escala de remuneración correspondiente. Por tanto, consideró que infringió su marco competencial, pues le era exigible, en materia salarial, el establecimiento de las escalas de remuneración de los empleados públicos municipales de manera numérica, sucesiva y progresiva establecida para el respectivo nivel o categoría, deber que no se cumple solo con la determinación de un incremento porcentual, tal y como lo hizo en el acuerdo municipal demandado”, precisó el Tribunal.   

Así, resaltó que conforme al ordenamiento constitucional y legal diseñado para el desarrollo y ejecución de las atribuciones en materia salarial de los empleados públicos del orden territorial, los concejos municipales deben determinar las escalas de remuneración dentro de un ordenamiento numérico que contiene los diferentes grados que pueden existir, ubicados desde el inferior hasta el superior, para hacerles corresponder a cada uno de ellos determinadas consecuencias económicas, según la complejidad y responsabilidad inherente al ejercicio de sus funciones.  

“Igualmente, debe tener como parámetro los límites máximos de salarios, según lo dispuesto por el decreto del Gobierno nacional y los demás criterios técnicos y objetivos expuestos por el alcalde en su iniciativa y sujeto a debate en el interior de la corporación edilicia”, explicaron en la corporación judicial.  

Esto, al encontrar que, si bien en el acuerdo se identificaron los distintos grados y niveles jerárquicos, lo cierto era que lo dispuesto en el artículo primero no cumplía con los parámetros técnicos fijados en punto a que no se establecieron con precisión los salarios devengados, y menos aún se cumplía con que estos fueran progresivos y sucesivos. 

-Publicidad-