[La entrevista] “Entrego un municipio modernizado y saneado financieramente y fiscalmente”, dice el mejor alcalde de Boyacá 2020-2023

El alcalde de Nobsa afirma que entrega el municipio con un presupuesto de 44.000 millones de pesos, limpio, aseado, con grandes escenarios deportivos, con un mobiliario urbano y unas herramientas para que se ponga a funcionar un modelo económico nuevo.

Alfredo Hernando Niño Sierra, alcalde saliente de Nobsa. Foto: archivo particular

Colombia Líder premió al alcalde de Nobsa, Alfredo Hernando Niño Sierra, como el mejor gobernante del país 2020-2023 de municipios con población entre 10.001 y 20.000 habitantes, en reconocimiento por la gestión y realizaciones adelantadas en los cuatro años de su mandato.

Boyacá Sie7e Días habló con el alcalde Niño Sierra sobre los logros alcanzados durante su administración municipal. Esto contó:   

¿Esperaba obtener el premio como uno de los mejores gobernantes del país y el mejor de Boyacá?

Pues recibí el premio con mucha sorpresa y alegría, porque finalmente a los dirigentes muy poco le reconocen la labor, y le doy las gracias a Colombia Líder porque primero es la única entidad que le da un premio directamente al gobernante, no al municipio, y, segundo, que lo hacen unas firmas muy serias después de unos estudios. Inclusive es un premio que uno ni siquiera se puede postular, sino que allá lo postulan a uno y si uno acepta, luego le hacen un análisis y es una cosa seria, porque lo hace la academia y la empresa privada, y entonces es una cosa que sí vale la pena; un reconocimiento como este es un honor.

Colombia Líder premió al alcalde de Nobsa, Alfredo Niño, como el mejor gobernante del país. Foto: archivo particular

¿A qué debe el éxito de su administración?

Yo creo que al haber conciliado los intereses de todos los sectores del municipio. Por ejemplo, es la primera vez en la historia que un alcalde llama a todos los concejales a trabajar con el Gobierno: yo los llamé a todos y les dije “vamos a construir un municipio”. Lo mismo hice con las acciones comunales, con todas las fuerzas del municipio, como los Bomberos, la Defensa Civil, la Policía Nacional, el Ejército Nacional, a todos los invité y les conté mi proyecto. Fue también muy importante la empresa privada, como Acerías PazdelRío, que se constituyó en un soporte muy grande, al igual que Holcim Colombia y Argos, que me ayudaron a resolver un poco de problemas. Les mostré un proyecto municipal a largo plazo y los involucré y entonces todos me apoyaron; yo creo que el éxito es haber logrado liderar a todo el municipio y a la comunidad, vendiéndoles un plan de desarrollo que se los mostré clarito a todos y les dije esto es lo que quiero hacer, vincúlense, y todos se vincularon y lo logramos, y eso hizo que todo lo que prometimos todo lo cumplimos. No hay nada que yo haya prometido que no se haya cumplido.

¿Cómo es eso de que Usted entrega el municipio con todas las vías terciarias pavimentadas?

Nosotros recibimos el municipio con

22 kilómetros de vías por hacer, o sea en barro, que no tenían vida; estaban abiertas, pero no estaban pavimentadas ni arregladas y de esas pavimentamos todas, los 22 kilómetros.

¿De qué forma lo logró?

Pavimentar un kilómetro de vía cuesta 1.300 millones de pesos, de acuerdo a la norma del Invías, pero el municipio no tiene la plata para hacer esa inversión en los 22 kilómetros, y, además, hay vías que el costo beneficio no da, porque comunica a unas tres familias, entonces usted no puede invertirles 1.300 millones a tres familias porque eso es inequitativo, es inviable. Lo que hicimos fue utilizar tres sistemas constructivos: uno, que las vías principales aquí, como la longitudinal de Nobsa, había que intervenir casi cuatro kilómetros de vías para comunicar precisamente el intercambiador vial con la parte norte del municipio, toda la cabecera municipal. Eso lo hicimos con el Invías, que me dio 6.000 millones de pesos para vías y con eso hicimos cinco kilómetros de vías.

¿Cuál fue el segundo sistema constructivo?

Acerías PazdelRío genera una escoria y la escoria por sí sola es un buen agregado, pero si uno le hace un tratamiento con un aglutinante puede hacer un buen pavimento para las vías que no tienen mucho tráfico. Con ese sistema hicimos siete kilómetros, gracias a que un proveedor de Acerías le vendió toda esa escoria a Industrias Vianchá y allá me regalaron toda la escoria que yo quise, y Argos me regaló el cemento, con el que hicimos una mezcla. Nosotros creamos unas fórmulas especiales, porque mi secretario de Infraestructura es un especialista en Vías y Transportes y él me dio la idea, y entonces hicimos ese procedimiento, con el que nos salió a 40 millones de pesos el kilómetro, es decir que pasamos de 1.300 millones de pesos el kilómetro a 40 millones, porque me regalaron la escoria y el cemento.

Nobsa es el primer municipio de Colombia que tiene todo su espacio público con alumbrado LED. Foto: archivo particular

¿Y el tercer sistema constructivo en qué consistió?

Con el fresado que se saca del pavimento nosotros también preparamos un sistema, que ya existe en el mundo: lo trajimos acá y le aplicamos unos agregados y lo aplicamos como si fuera un asfalto normal. Eso nos valió casi a 200 millones de pesos el kilómetro y de esa manera pudimos pavimentar todos los kilómetros porque los hicimos a muy bajo costo. Aquí buscamos las alternativas y a cada problema le encontramos una solución, porque yo no le puedo dar la misma solución a una vereda de meterle un asfalto de 1.300 millones para una sola casa, pero si tengo un asfalto de 40 millones y se lo puedo llevar a tres familias, esa es una buena inversión.

¿O sea que Usted solucionó el problema de vías de su municipio?

No solo fueron las vías, porque pegado al asfalto logramos ejecutar otras obras. Vea lo bueno de haber trabajado de la mano con la empresa privada, ya que también convencí a Vanti de que el proyecto de gas domiciliario, que llevábamos 15 años y nunca habían querido hacerlo porque tocaba hacerlo por el margen de la vía principal y entonces hay que abrir dos redes y sale al doble del costo que vale en cualquier parte poner el gas, porque la mitad de los usuarios está a un lado y la otra mitad en el otro lado, entonces el costo de llevar dos redes vale el doble de la inversión de lo que vale para cualquier otro sector del municipio, por eso teníamos más del 30 % de la población de Nobsa sin gas. Los convencí de que si yo daba el subsidio a todas las familias y conectábamos a todos, era viable financieramente y de esa manera fue que lo logramos; al tiempo que pavimentábamos la vía íbamos metiendo el gas, el agua y renovamos el alcantarillado, y por encima también metimos todo el alumbrado público.

A propósito del alumbrado público, ¿cómo logró llevar este servicio a todos los sectores de Nobsa?

Acerías PazdelRío y Holcim tenían unas deudas con el municipio y yo pude cobrar lo de cinco años atrás, que es lo que no había prescrito y esto se logró porque en pandemia yo ayudé mucho a que no cerráramos las vías, a que les permitiremos operar a Acerías PazdelRío y a Holcim, y les ayudé tanto a ellos que un día vino el corporativo de Holcim y me dijo que qué necesitaba, y entonces yo le dije que no necesitaba que me dieran nada, sino que me pagaran una deuda que tenían con el municipio por concepto de alumbrado público, por la cual teníamos una demanda que llevábamos ya casi para el Consejo de Estado, y al otro día me llegó un cheque de 8.500 millones de pesos, y por eso pude poner todo ese alumbrado gracias al recaudo de deudas anteriores.

Yo convertí a Nobsa en el primer municipio de Colombia que tiene todo su espacio público con alumbrado y alumbrado LED, de última generación, controlado totalmente desde una cabina. Todas las vías del municipio, todos los parques para niños, todas las canchas, todos los espacios públicos en Nobsa tienen alumbrado público, con una inversión cercana a los 29.000 millones de pesos. Recuperamos todos los sectores, como el barrio Nazareth, que era un barrio tan olvidado y oscuro.

Parque de la Cal en Nobsa. Foto: archivo particular

¿Qué hizo en su administración para mejorar la economía de los nobsanos?

Nosotros creamos un programa de economía circular con cinco centros de desarrollo económico, basados en el turismo. En Nazareth cree el Centro Empresarial del Acero, donde lo que quiero es a todos los más grandes proveedores de Acerías PazdelRío darles una oficina, auditorios y todo lo que necesiten para que se asienten sus compañías dentro del barrio y me le den desarrollo. Hice un convenio con Acerías PazdelRío y los que se asienten dentro de ese barrio les dan un puntaje al momento de licitar con Acerías PazdelRío y eso permite que me dinamice la economía dentro del barrio, generen empleo y desarrollo. Es el edificio más moderno de Boyacá hoy.

¿Cómo es ese centro empresarial?

Este centro empresarial y de servicios tiene 3.500 metros cuadrados, con

varios auditorios, 15 oficinas para los empresarios, con salas de juntas, con baños, con plazoleta de comidas, con salones para los adultos mayores, para la junta de acción comunal, para la Inspección de Policía, para el alcalde. Es un centro de desarrollo que me va a mover el barrio, ya que cubre todas las necesidades del barrio y eso me va a mover a Nazareth.

¿Cuáles son los otros centros de desarrollo económico?

El Parque Lineal de la Breva que está en Chámeza. El Parque de la Cal, en una zona que estaba tan mal, y entonces creamos este parque para empezar a mudar hacia el turismo y que ellos empiecen a dejar de producir en esos hornos la cal y los que no puedan pagar la tecnología para dejar de contaminar que se dediquen a otra actividad, pero para eso hay que darles las herramientas y convertir una zona que era lo más feo de Nobsa, que es la entrada, en lo más bonito que hoy tenemos. Construí también el Parque Agroartesanal de la Ruana, en el que caben 14.000 espectadores y, además, tiene tres oficios: por un lado, la parte cubierta, en la que caben 2.000 personas, con una cubierta de 1.800 metros cuadrados, donde hay una plaza de mercado turística y alrededor el salón del artesano, donde vamos a tener unas carpas, donde hay una feria en la que solo pueden vender los nobsanos, los que producen algo en Nobsa, para proteger a los artesanos.

Construimos igualmente el Parque de la Campana, que es un edificio gigante de cinco pisos, en el que me demoré por los lotes, por el problema predial que tiene nuestro municipio y Boyacá por la falsa tradición, pero para marzo estará listo y será una gran atracción turística, porque va a venir mucha gente a mirarla, a disfrutar de la gastronomía y de la hotelería.

¿Además de la infraestructura qué más incluye la iniciativa de los centros de desarrollo? 

Cree un programa que se llama ‘Nobsa Siembra Desarrollo’, porque están los centros de desarrollo, pero al lado del centro de desarrollo cada uno tiene un programa para que funcione, porque si yo hago una infraestructura en ladrillo estéril no va a servir de nada si no tiene un programa detrás que le dé el uso y lo proyecte. En apoyo a los artesanos nos unimos con la Universidad de Antioquia, con la Universidad de los Andes y con Holcim Colombia y les estamos enseñando innovación, les estamos enseñando diseño, les estamos

El Parque Lineal de la Breva, en Chámeza. Foto: archivo particular

ayudando para que mejoren sus productos, texturas, colores, diseño. Al campesino le prestamos el tractor del municipio, le dimos asistencia técnica, le dimos semillas y le dimos fertilizantes y fungicidas, y luego le enseñamos buenas prácticas de cultivo y le dimos la plaza de mercado para que venga a vender sus productos, así  se volvió rentable la producción agrícola, porque una unidad de 2.000 metros cuadrados es como si usted tuviera una unidad de 8.000 metros cuadrados, porque está multiplicando por cuatro el valor y entonces ahora sí se volvió rentable.

Todo hace parte de una sola política y es productividad, entonces todo va enlazado para lo mismo, todas las secretarías, todos los proyectos y toda la inversión va encaminado a un solo fin: producir, y que todos nos integremos a la etapa productiva del municipio aprovechando el turismo, esa es la visión general. Son cinco centros, pero transversalmente cogimos y le metimos 2.500 millones de pesos con el Fondo Emprender a 29 unidades de negocios dirigidas al campo y al turismo, a cada uno le dimos 93 millones de pesos. Son centros pilares para el desarrollo económico de la comunidad y eso está soportado en unos proyectos con la comunidad para que se apropie de eso y sin olvidar nunca la parte social.

A propósito de lo social, ¿cómo le fue en ese aspecto?

Nosotros somos los campeones en la parte social: fortalecimos la atención al adulto mayor y mejoramos bastante en educación. Si usted me pregunta cuál es el mayor logro que puedo mostrar yo en educación, le cuento que subimos 3.000 puestos en el ranking nacional las escuelas públicas. Tenemos el mejor programa en Boyacá para la primera infancia de preescolar y nos lo premiaron como el mejor programa de nuestros colegios públicos. Nosotros comparados con el 2019, estamos 3.000 puntos arriba; pasamos al municipio de deficiente en el nivel escolar de la media nacional a excelente los colegios públicos, y pasamos de tener seis alumnos de unos 100 que se nos gradúan al año teníamos por ahí el 6 % en que pasaban de 300 puntos y hoy lo entregamos con el 27 % de niños que pasaron de 300 puntos y con varios niños que tuvieron 375 puntos.

¿De cuánta inversión estamos hablando en su administración?

Pasamos los 185.000 millones de pesos y conseguimos recursos con el Invías, con la empresa privada de deudas que nos tenían y con el Sena. Optimizamos la plata, por ejemplo, con los sistemas de pavimentos, y eso permitió que nosotros pudiéramos hacer más con menos. Además, mejoramos los recaudos de recursos propios. En ese impulso económico después de la pandemia nos fue bien, porque fueron muy juiciosas todas las empresas en tributarnos y eso nos ayudó mucho a multiplicar nuestros recursos, tanto así que cambiamos de categoría: pasamos de quinta categoría a ser el único municipio de Boyacá en cuarta categoría, porque no hay ningún otro. Estamos por encima de Chiquinquirá, de Puerto Boyacá, de Moniquirá, de Paipa.

¿Cómo le fue con el Gobierno departamental?

Mire, con el Gobierno departamental es una discusión porque ellos manejan unos proyectos con mucha dificultad. Por ejemplo, ellos tenían plata en Aguas de Boyacá y Nobsa tiene una dificultad con sus alcantarillados y con toda la parte de aguas servidas, y nos vale 50.000 millones resolver ese problema. Nosotros hicimos todos los proyectos, inclusive los hicimos junto con el secretario de Planeación y de Infraestructura departamental y sacamos los proyectos adelante para empezar con el Plan Maestro de Nazareth y luego por cada año íbamos a hacer un plan maestro, que eran tres: el del Nazareth, el de la cabecera municipal y el de occidente. Empezamos con Nazareth, que me lo bajaron de 14.000 a 12.000 millones de pesos y luego a 9.000 y luego me dijeron que no tenían sino 2.000 millones. Nobsa necesita proyectos macro y ellos trabajan proyectos micro, por eso con el departamento no pudimos trabajar, entonces no tuvimos ninguna ayuda, ni un centavo del departamento.

El alcalde Alfredo Niño realizó la entrega de cheques simbólicos a emprendedores de su municipio. Foto: archivo particular

Cuéntenos lo de la terminal férrea que construyó

Es la primera terminal férrea que se construye en 80 años en Colombia, esa es una cosa muy linda y la construí en dos semanas. Logramos sacar el tren de adentro de PazdelRío y ponerlo afuera, porque casi unos 500 metros después de la frontera con la planta de Acerías la red es de PazdelRío, entonces ellos la administran porque son los dueños. Yo les dije que construyéramos una estación afuera y sacamos el tren desde Nazareth a Paz de Río y ya lo tenemos funcionando, o sea que la gente que quiere utilizar el tren de Acerías PazdelRío ya no tiene que ir a Vado Castro, sino que desde el 2024 podrán tomar el tren en Nazareth.

¿Cómo entrega el municipio?

Pues lo entrego modernizado en todos los programas, en todo lo que es la parte administrativa, en todos los procesos de contratación y de gestión. Tenemos ahora una administración moderna, por eso fuimos los primeros según Planeación Nacional en Atención al Ciudadano, dos años fuimos los mejores en todo el país por Atención al Ciudadano porque implementamos el Gobierno en Línea y entonces todas las PQRS, todo lo hace usted en línea. Entrego el municipio financieramente y fiscalmente saneado y lo entrego con un presupuesto de 44.000 millones de pesos, después de que lo recibí con 27.000 millones. Entrego un municipio limpio, aseado, con grandes escenarios deportivos, con un mobiliario urbano y unas herramientas para que se ponga a funcionar un modelo económico nuevo que saque adelante nuestro municipio.

¿Cuál es el mensaje para los nobsanos en esta despedida de su mandato?

Lo que les deseo a todos los nobsanos es paz y tranquilidad, que Nobsa es un lugar donde se puede vivir bien y con poco, por eso no me voy de Nobsa porque aquí se vive bien. Que conserven su familia, que estén cerca a sus seres queridos, que creen buenos recuerdos para la familia, porque cuando van pasando los años uno vive de los buenos recuerdos. Que mi Dios y la Providencia y ojalá los dirigentes les concedan un ingreso para vivir dignamente.