Mikhail Krasnov, no se quemó el 29 de octubre, pero sí el día de su posesión como alcalde de Tunja #Tolditos7días

Pocos lo saben, pero una de las debilidades del alcalde electo de la capital boyacense es el sol. Literalmente por lo mono, de piel blanca y ojos verdes, el mandatario de origen ruso tiene serios problemas con los rayos del astro rey.

Pues ayer, durante gran parte del acto de posesión el sol canicular agobió hasta a los que estaban como invitados bajo las tres carpas ubicadas en la plaza de Bolívar, pero el mandatario electo por estar en la mesa principal, quedó expuesto a los fuertes rayos que al final del evento ya lo tenían literalmente como un camarón.

Trataba de cubrirse el rostro con la palma de la mano, tomaba agua y hasta se abanicaba con una hoja, pero nada de esto le sirvió para no pegarse semejante quemada en su rostro.

Y es que finalmente fueron casi tres horas expuesto al sol. Habrá que comenzar a usar sombrero, cachucha o sombrilla y eso sí mucho bloqueador señor alcalde, porque el verano que se le viene encima va a estar como largo y fuerte.