Otra vez: ciudadanía frustra asalto en un restaurante de Yopal

Un ladrón se llevó la sorpresa de su vida, al ser retenido y castigado a golpes por un grupo de ciudadanos que, departían en un restaurante del centro de Yopal, en la refriega, el ladrón se tragó una cadena.

Un ladrón fue retenido y castigado a golpes por un grupo de ciudadanos que, departían en un restaurante del centro de Yopal. Foto: Archivo particular.

Los hechos ocurrieron en carrera 16 con calle 22, cuando llegaron dos hombres en una moto, NS 200, una vez analizados los clientes que se encontraban en el establecimiento, uno de ellos, el que viajaba como pato, intentó quitarle, a través de la modalidad de raponeo, una cadena, posiblemente de oro, que uno de los clientes portaba sobre su cuello. 

Fue ahí cuando los compañeros de quien habían escogido como víctima, reaccionaron en defensa de su amigo, acción que fue respaldada de inmediato por el resto de la clientela, que con taburetes, mesas y botellas, atacaron al ladrón sin darle tiempo que utilizara arma alguna. Ante la gravedad de la defensa ciudadana, optó por tragarse la Cadena, como para ocultar el cuerpo del delito.

Los hechos ocurrieron de tal manera que su compañero que estaba esperándolo en la moto lista para emprender carrera con el botín, resolvió huir, dejando a su cómplice y socio delincuencial en poder de los enardecidos ciudadanos.

A último momento las autoridades informaron a Boyacá Sie7e Días, que el sujeto fue identificado como Wilmar Andrés Ruiz Cuenca, alias Potes, reconocido delincuente acusado de varios delitos, como el atentado, a bala, contra la vida de uno de los líderes comunales de sector Mi Nueva Esperanza

Además, la Fiscalía establece que sobre alias «Potes» están vigentes por lo menos 4 órdenes de captura en procesos, emitidas por juzgados de Casanare y el Meta.

Para rematar el prontuario de alias «Potes», su madre fue condenada con una medida de casa por cárcel, por traficar armas.