La magia del humor gráfico del MIL se vivió en el marco del Festival Internacional de la Cultura

Con un conversatorio taller orientado por el reconocido caricaturista tunjano, Ignacio Villamil ‘MIL’, continuó la nutrida programación de la celebración de los 50 años del Festival Internacional de la Cultura.

Grandes y chicos disfrutaron del talento del caricaturista boyacense Ignacio Villamil ‘MIL’. Foto: Boyacá Sie7e Días.

El caricaturista boyacense, quien firma sus obras con el seudónimo ‘MIL’, manifiesta que se enfocó en la caricatura desde que tiene uso de razón, que fue lo primero que pensó en hacer y es lo que siempre ha hecho y tiene la fortuna de trabajar en lo que tanto le gusta, trabajo que lo hizo merecedor ya de diferentes reconocimientos como el Premio Nacional de Periodismo Simón Bolívar 2014 y del Premio de la Sociedad Interamericana de Prensa 2022. 

También es autor de la historieta Micotipo, la cual es publicada en diarios de Nicaragua, Panamá, Honduras y en prensa hispana de Estados Unidos y actualmente es el caricaturista del periódico EL TIEMPO, el diario económico Portafolio y el diario Boyacá Sie7e Días.

Este conversatorio fue un mágico recorrido por la historia de la caricatura en Colombia, desde la época de la independencia hasta hoy, comenzando con las caricaturas que se hicieron alrededor de 1820, las primeras publicaciones satíricas que hubo a finales del siglo XIX y las que hubo a comienzos del siglo XX, cuando llegaron los grandes caricaturistas del país, como Ricardo Rendón.

Luego los asistentes al conversatorio taller, conocieron de la historia de la caricatura de los años 50 y 60; recorrido que terminó con la caricatura del siglo XXI con la tecnología, las redes sociales y los nuevos medios. 

Ignacio Villamil, indicó que con la caricatura se está opinando sobre política, sobre deportes, sobre algo social, se está dando una opinión, y lo primero, y más importante incluso que el dibujo, es estar bien informado para dar una opinión informada de las cosas a través del dibujo.

“Lo primero que les recomendaría a los niños que les gusta la caricatura, es que se informen bien, que lean bastante y que lean fuentes confiables, que no se dediquen tanto a las redes sociales; si está bien divertirse un poco, pero la caricatura editorial, más allá del dibujo del elemento de forma que hay, tiene un fondo; uno con la caricatura lo que está dando es una opinión”, expresó ‘MIL’.

El conversatorio culminó con un taller de caricatura, donde el reconocido caricaturista, hablo con los asistentes y reveló algunos de los secretos para hacer caricatura editorial.