Arrancó la maratónica jornada de Carlos Amaya de cara a lo que será su gobierno #Tolditos7días

A pesar de que el gobernador electo había dicho que la semana siguiente a la elección se tomaría una semana de descanso, esto al parecer fue imposible, precisamente por la cantidad de compromisos y situaciones que se han dado de cara al comienzo de su mandato.

Aunque el lunes se dedicó a atender algunas reuniones en privado con su equipo, el martes entre otras dio una rueda de prensa, pero ayer la jornada fue tan fuerte como los días de campaña que se venían adelantando.

Comenzó con un desayudo de trabajo con los diputados del Verde: Angela Ávila, Román Ortega, Julián David García, Alexander López; los de La U, Oscar Montañez y Nelson Roa; el de Centro Democrático, Armando Quiñones y el de Cambio Radical, Felipe Puentes.

Y en la reunión les ratificó que su gobierno será el del campo y les adelantó que por eso, el primer proyecto que presentará en la Asamblea será la autorización para la compra de 13 nuevos bancos de maquinaria amarilla para arreglar carreteras secundarias y veredales de todo el departamento.

Seguidamente adelantó reuniones con el alcalde electo de Duitama, José Luis Bohórquez, con el electo de Chiquinquirá, Jefferson Caro y luego tuvo un almuerzo con el gobernador Ramiro Barragán, anunciando que a partir del próximo 10 de noviembre arrancarán con el empalme.

Seguidamente Carlos Amaya viajó a Bogotá para adelantar diferentes encuentros con funcionarios del gobierno nacional. Se reunió con el ministro del Interior Luis Fernando Velasco, con el director del Dapre, Carlos Ramón González, con la Asesora para las Regiones Sandra Ortiz y con el gobernador electo del Casanare César Ortiz Zorro, entre otros.Y hasta anoche, a la medianoche, aún continuaba con su agenda. Asegura Amaya que debe comenzar a trabajar desde ya, porque son muchas las necesidades que tiene el departamento.