En Boyacá, al menos 40 municipios tienen riesgos de seguridad, que puede afectar el proceso electoral, dijo la procuradora 

La Libertad, Norte y Gutiérrez, las provincias de Boyacá donde se perciben mayores riesgos para el proselitismo político y el proceso electoral.

La procuradora en Tunja hizo un llamado para que los ciudadanos sean veedores y contribuyan a evitar delitos y faltas disciplinarias. Foto: archivo particular

Durante el foro de Avances del Proceso Electoral en Tunja, la procuradora general de la Nación, Margarita Cabello Blanco, afirmó que en al menos 40 municipios de Boyacá hay riesgos en temas de seguridad, que afectan directamente el proceso electoral.

La Defensoría del Pueblo publicó un informe sobre los municipios del país que presentan algún tipo de riesgo relacionado con las conductas contra los mecanismos de participación democrática, que podrían afectar las elecciones del próximo 29 de octubre.

Según la alerta temprana emitida por la Defensoría, en el departamento de Boyacá 41 municipios se encuentran en alerta alta y uno en alerta media. Los municipios en alerta alta son:

Cubará, Pajarito, Güicán de la Sierra, El Cocuy, El Espino, Panqueba, Chiscas, Chita, Jericó, Socotá, Socha, Paz de Río, Pisba, Paya, Labranzagrande, Sogamoso, Mongua, Tunja, Susacón, Duitama, Guateque, Muzo, Maripí, Chiquinquirá, La Victoria, Quípama, Pauna, San Pablo de Borbur, Otanche, San José de Pare, Santana, Tasco, San Luis de Gaceno, Tutazá, Sativanorte, Sativasur, La Uvita, Soatá, Belén, Samacá y Santa María.   

En esta alerta temprana de la Defensoría del Pueblo aparece también el municipio de Puerto Boyacá, en el Magdalena Medio, en alerta media. 

“En el departamento de Boyacá, con excepción de los municipios de las provincias de La Libertad, Norte y Gutiérrez, no se perciben mayores riesgos para el proselitismo político y el proceso electoral”, señala el informe de la Defensoría del Pueblo.

En las elecciones territoriales del 2019, el departamento de Boyacá contó con un potencial electoral de 964.783 personas. Para las elecciones de este año, en el territorio boyacense podrán sufragar 1.016.782 ciudadanos (513.198 mujeres y 503.584 hombres), de acuerdo con la Registraduría Nacional del Estado Civil.

La procuradora general de la Nación aprovechó el escenario en Tunja para manifestar su preocupación respecto de la financiación política de las campañas. 

«Hago un respetuoso requerimiento a las autoridades electorales para que extremen las medidas, a fin de prevenir situaciones que afecten la transparencia del proceso electoral y eviten esta forma de corrupción que bastante daño le hace al país», dijo.

Agregó que, de acuerdo al cierre del periodo de inscripciones de candidatos, una vez se obtuvo la lista definitiva de los 128.208 inscritos, realizaron la verificación de antecedentes en el Sistema de Información de Registro de Sanciones y Causas de Inhabilidad (SIRI) y encontraron 700 con anotaciones que generan inhabilidad para ser elegidos y desempeñar el cargo al cual se inscribieron. 

Finalmente, Cabello Blanco hizo un llamado para que los ciudadanos sean veedores y contribuyan a evitar delitos y faltas disciplinarias relacionadas con la financiación de las campañas políticas, la propaganda electoral y su fijación en sitios prohibidos o no autorizados, y el fenómeno histórico de la inscripción irregular de cédulas (trashumancia electoral).