La comercialización del amor y la amistad – Carlos David Martínez Ramírez #Columnista7días

Resulta maravilloso tener la oportunidad de compartir generosamente con otros, a pesar de que lo políticamente correcto sería manifestar que no se necesita una fecha para hacerlo.

En efecto, en Colombia, desde 1969, como estrategia comercial, se cambió la fecha de celebración del tradicional San Valentín (del 14 de febrero) al Día del Amor y la Amistad para el tercer sábado de septiembre.

Este cambio se hizo pensando en que para febrero los bolsillos de muchos quedan vacíos después de la navidad y el inicio de la temporada escolar, además porque en septiembre no había fechas relevantes para dinamizar la economía.

A pesar de los micromachismos exacerbados en las oficinas, en aquellos que aparentando caballerosidad reparten dulces acompañados de besos y abrazos malintencionados, también puede resultar mágico el compartir aleatoriamente con cercanos no tan cercanos, o coincidir con quienes deseábamos tener una oportunidad genuina de manifestar cariño.

Para no caer en la obviedad de que hay muchas maneras de manifestar cariño, más allá de los regalos materiales, quiero destacar en esta oportunidad el poder de la palabra. Podemos aprender de las tradiciones de Perú, donde además de reglar chocolates y flores, también se comparte poesía de autores famosos; de Dinamarca y Noruega, donde se comparten poemas con rimas peculiares de manera anónima (Gaekkebrev); en el Reino Unido se parte del supuesto de que un mensaje breve no es conveniente, entonces los enamorados comparten un mensaje extenso en 5 páginas para manifestar su amor, el “agüero” indica que si se quiere un compromiso matrimonial se pone en una cama una hoja en cada esquina y la quinta en el centro. 

Es válido compartir regalos materiales, que la economía se dinamice es algo que todos queremos, especialmente si apostamos por dinamizar las economías locales, aunque, claramente los bienes materiales no son lo único que vale la pena, también es válido recordar el poder de la palabra para manifestar cariño y amor en estas fechas.

Incluso en algunas ocasiones puede ser más retador manifestar cariño buscando reconciliación y fortalecer las relaciones, en lugar de invertir en un regalo. Anímese a perdonar, reconciliarse y amar.

-Publicidad-