Así va la Selección Colombia por su segunda victoria esta noche en Chile

Colombia ya hizo la primera tarea, ganar en casa contra Venezuela. Y aunque no tuvo abundancia de goles y sufrió en el primer tiempo, logró los primeros tres puntos. Así es la eliminatoria, hay que ganar en casa como sea, pero también hay que arañar por fuera y para esta noche se espera una victoria.

Esta noche, en Chile, una plaza donde Colombia no ha perdido en las tres últimas eliminatorias, tendrá una prueba de fuego a partir de las 7:30. Foto: EFE.
Esta noche, en Chile, una plaza donde Colombia no ha perdido en las tres últimas eliminatorias, tendrá una prueba de fuego a partir de las 7:30. Foto: EFE.

No es que se le pida demasiado, es que es la expectativa que ha proyectado este equipo que enfrenta hoy a Chile, en Santiago (7:30 p. m.), con la idea de pisar fuerte en la segunda jornada de la eliminatoria al Mundial 2026.

En Chile, una plaza donde Colombia no ha perdido en las tres últimas eliminatorias, tendrá una prueba de fuego: demostrar que este equipo, que fue demoledor en los amistosos y marcha invicto en la era del seleccionador Néstor Lorenzo, puede ser amenazante y letal en la casa de sus rivales.

A eso dizque van a Santiago, eso dijeron antes de tomar el avión, que iban a buscar la victoria y no solo el empate. Lo dijo Wílmar Barrios. “Chile ahora tiene su partido en casa, con su gente. Independientemente, nosotros debemos preparar muy bien el partido, sabemos los jugadores de jerarquía que tienen. Intentaremos conquistar Chile”.

Así que esa es la idea, que Colombia conquiste el estadio Monumental y pueda marcharse con una victoria. Sería lo ideal. Para eso se presumen variantes. En medio del hermetismo se especula que Jorge Carrascal se pondría la camiseta de titular, luego de su gran partido desde que entró en el segundo tiempo contra Venezuela.

Carrascal podría tomar el puesto de Juan Guillermo Cuadrado, que padece una tendinitis. Si hay más cambios, serían apuestas del técnico de acuerdo con su análisis del rival, que viene de perder contra Uruguay 3-1 y que seguramente va a salir a atacar, y dejará espacios, y eso se puede aprovechar: una cosa es jugar contra un muro cerrado como lo fue Venezuela y otra cosa es encontrar las puertas abiertas para agredir con más solvencia.

“Nosotros queremos ir a cada estadio a proponer. Difícilmente van a ver un equipo metido atrás esperando lo que haga el rival. Tenemos la capacidad de adaptarnos al ritmo del partido”, dijo ayer el asistente técnico Amaranto Perea.

Para eso están Díaz con su gambeta; Jhon Arias con sus centros perfectos; Santos Borré con su lucha incansable y su sello de gol anotado contra Venezuela; y si las cosas se enredan, ahí estarán listos James y Quintero, dos virtuosos que tienen todo el talento para desenredar las dificultades. Colombia no quiere sorpresas, quiere salir a conquistar la victoria.

*Con información de EL TIEMPO

-Publicidad-