Murió doña Nelly Amira Benavides Figueroa, la madre del exdiputado duitamense Rafael Rojas

Hoy la familia Rojas Benavides llora la partida de la amorosa esposa, entregada madre y consentidora abuela y bisabuela.

A sus 85 años murió la señora Nelly Amira Benavides de Rojas, distinguida mujer en la llamada Ciudad Cívica de Boyacá. Foto: Archivo particular.
A sus 85 años murió la señora Nelly Amira Benavides de Rojas, distinguida mujer en la llamada Ciudad Cívica de Boyacá. Foto: Archivo particular.

Amigos y familiares acompañan la velación en la funeraria Los Olivos – SerfunBoyacá sala C y su funeral se realizará el próximo domingo 10 de septiembre a las 3:00 de la tarde en la catedral de Duitama con posterior traslado al cementerio local.

Nelly Amira había nacido el 1 de septiembre de 1938 en el municipio de Iza, luego se radicó por unos años en la ciudad de Sogamoso donde realizó sus estudios en la Academia Liden, hasta los 15 años que se radicó en Duitama cuando conoció a quién fuera el amor de su vida, Rafael Antonio Rojas Pedraza, su amado esposo con quien formo un hogar junto a sus seis hijos Martha Lucia, Edilma Amira, Luz Omaira, Rafael Antonio, quien fue diputado de Boyacá, María Antonieta y Pablo Serafín.

“Ella era la cabeza de nuestro hogar, la cabeza de nuestra familia, ella era todo para nosotros”, expresó su nieto Rafael Rojas, quien hoy es candidato a la Asamblea por el partido de La U, y añadió que ella mamá nelly o manecita, fue una mujer sabia que sirvió como eje de la familia.

Nelly Amira fue una abuela amorosa con sus 11 nietos y 11 bisnietos quienes hoy lloran su partida, pero recuerdan esas risas, abrazos y consejos, como su nieta Lisa Milena quien manifestó: “siempre la recordaremos como una mujer valiente, guerrera, quién deja un gran legado no solo en su familia sino en aquellos que la conocieron durante sus 85 años, una mujer a la que nunca vamos a olvidar”. 

Agregó Lisa Milena: “Era una mujer fan número 1 de la farándula, la moda y el maquillaje, sus flores favoritas eran las rosas rojas. Ella nos enseñó a amar y a que la familia es lo más importante y debemos luchar hasta el último día como ella lo hizo”.