[Infografía] Las pérdidas por desastres naturales para las aseguradoras se disparan en el 2023

Las cifras muestran que se mantiene la tendencia de crecimiento anual del 5 % al 7 % en las pérdidas aseguradas.

Con información de la Agencia EFE 

Las pérdidas de las firmas de seguros por catástrofes naturales en el primer semestre del 2023 se situaron en 50.000 millones de dólares (45.500 millones de euros), casi el doble del promedio anual de los últimos diez años en ese mismo periodo, indicó un informe de la mayor reaseguradora global, Swiss Re.

Las tormentas en EE. UU. causaron un 68 % de estas pérdidas a escala global (34.000 millones de dólares, 31.800 millones de euros), y el total supone la segunda cifra más alta desde 2011.

«Las cifras muestran que se mantiene la tendencia de crecimiento anual del 5 % al 7 % en las pérdidas aseguradas», aseguró el jefe del departamento de riesgos de catástrofe del Swiss Re, Martin Bertogg, en el comunicado de prensa emitido por la compañía.

Según el informe, el terremoto de Turquía y Siria fue el desastre que más pérdidas causó al sector asegurador, por valor de 5.300 millones de dólares (4.800 millones de euros).

Bertogg recordó que, junto al cambio climático, otro factor que hace aumentar las pérdidas en el sector asegurador es el cada vez mayor impacto de estas catástrofes en los centros urbanos.

«La planificación del uso de la tierra en áreas costeras y ribereñas más expuestas, así como la expansión urbana en el desierto, generan una combinación difícil de revertir en cuanto a la alta exposición en entornos de mayor riesgo», explicó el economista jefe del grupo, Jérôme Jean Haegeli.

El experto insistió en la necesidad de tomar medidas de protección para que los productos ofrecidos por las aseguradoras sigan siendo económicamente rentables para dichas propiedades que se encuentran en zonas altamente expuestas a catástrofes naturales.

El informe recordó que Nueva Zelanda se ha enfrentado a unas pérdidas aseguradas por catástrofes naturales de aproximadamente 2.300 millones de dólares (2.000 millones de euros), las más elevadas desde 1970, a causa de los ciclones y tifones que azotaron el país en la primera mitad de este año.

Según el informe, las pérdidas económicas totales por catástrofes naturales en el primer semestre del 2023 (no solo las cubiertas por seguros) alcanzaron los 120.000 millones de dólares (109.000 millones de euros), un 46 % por encima del promedio anual de los últimos diez años.

Las previsiones expusieron también el posible impacto que pueden llegar a tener los incendios forestales registrados en varias zonas de Grecia o Italia en este último mes, agravados por las fuertes olas de calor sufridas en algunas zonas de Europa, Asia y América. 

-Publicidad-