El miércoles serán las exequias del exalcalde de Sogamoso Álvaro Darío Becerra Salazar 

Desde la tarde de este lunes se está velando su cuerpo en la Funeraria Orduz de Sogamoso. 

Álvaro Darío Becerra Salazar, exalcalde de Sogamoso fallecido este domingo. Foto: archivo Boyacá Sie7e Días

Las honras fúnebres del abogado Álvaro Darío Becerra Salazar, fallecido el domingo a consecuencia de un infarto, se llevarán a cabo el miércoles 9 de agosto en la Catedral San Martín de Tours de Sogamoso a las 11:00 a.m.

Su cuerpo será velado en la Funeraria Orduz de Sogamoso, en la carrera décima con calle novena, desde las 3:00 p.m. de este lunes.

Mañana martes permanecerá en cámara ardiente en el recinto del Concejo Municipal de Sogamoso.

Becerra Salazar fue alcalde encargado de la ciudad de Sogamoso durante el Gobierno del primer mandatario de los sogamoseños por elección popular, Jairo Enrique Calderón Sosa.

También trabajó en el Congreso de la República cuando Calderón Sosa se desempeñó como senador. Había sido igualmente gerente de la Licorera de Boyacá, secretario de Gobierno de la Alcaldía de Sogamoso, candidato al Concejo de Sogamoso por el Partido Liberal en las elecciones del 2019 y jefe de la Oficina de Contratación de la actual administración municipal de Sogamoso, entre otros cargos.

Abogado de la Universidad Externado de Colombia, tenía una especialización en Contratación Estatal y Derecho Administrativo de la misma universidad. Representó como abogado a importantes empresas de la región.

En la Feria Internacional del Libro de Bogotá del 2008 lanzó su obra titulada ‘Los riesgos en la contratación estatal: estimación, tipificación y asignación’, en la que hizo un análisis sobre los riesgos que se pueden presentar en los procesos de contratación del Estado.

El jurista Álvaro Darío Becerra Salazar, quien actualmente se encontraba litigando, tenía 59 años y el próximo domingo 13 de agosto iba a cumplir sus 60 años de edad. 

«Becerra todo un iconoclasta.

Hombre no amigo de las medias tintas. Liberal en el amplio sentido de la palabra; agnóstico en materia religiosa. Gran anfitrión, en sus recordadas y amenas tertulias, bajo el influjo del dios baco se habló y rajó de lo divino y humano», escribió en su cuenta de Twitter el abogado sogamoseño Diego Sánchez Pérez. 

-Publicidad-