Un mal necesario: El relleno sanitario de la vereda de Pirgua – María Teresa Gómez #ColumnistaInvitada

Un relleno sanitario es como se dice coloquialmente, un mal necesario, un vertedero que se necesita para poder darle óptimo destino a los residuos sólidos que produce una población determinada. No obstante, si no se le da una planeación, gestión y administración de las basuras, adecuada, se convierte en una fábrica de problemáticas sociales, ambientales, sanitarias, económicas y culturales que, afectan directamente a quienes habitan cerca de estos vertederos. Tal es la situación de los habitantes de la vereda de Pirgua en Tunja, quienes padecen las consecuencias del funcionamiento del relleno cerca de sus viviendas.

Pirgua, se encuentra ubicada en la zona oriental de la ciudad de Tunja, comienza desde el sector del nuevo terminal de la ciudad. Limita en la parte norte con los municipios de Oicatá y Chivatá, en la parte oriental con el centro empresarial Green Hills y el barrio Los Muiscas. Esta ubicación ha llevado a la vereda a ser un punto estratégico con una carga ambiental bastante demandante, no solo por su cercanía con el relleno sanitario, sino por la zona industrial que se ha instalado allí: La planta de asfalto de la BTS y la Planta de Tratamiento de Agua Residuales (PTAR). En el sector La Cascada, están los alfareros, que han construido hornos para producir ladrillo de manera artesanal, aunque es el sustento económico de muchas familias, contaminan el recurso hídrico que se encuentra allí. También hay hornos industrializados que producen mucha más contaminación en el aire y el agua debido al mal manejo de sus residuos.

-Publicidad-

El panorama de contaminación ambiental de Pirgua es complejo por donde se observe, pese a ello, la situación más compleja y evidente que viven sus habitantes es la que
proviene del relleno sanitario.

Esta problemática que viven los residentes de la vereda se remonta al año 1998, año en que fue creado el relleno sanitario a través de la Licencia Ambiental otorgada mediante la Resolución N° 2762/2010 expedida por Corpoboyacá a la empresa CIUDAD LIMPIA S.A.S, que fungió como entidad para el diseño, creación, recolección y disposición de las basuras del municipio de Tunja.

La compleja situación, desde la creación del relleno, relatada por algunos de sus habitantes difiere de los testimonios y documentos oficiales acerca del óptimo funcionamiento de este relleno. Un habitante de la vereda de Pirgua, líder e integrante de la reciente veeduría ambiental cuenta lo siguiente:

– Yo he padecido directamente las afectaciones contaminantes del relleno sanitario. Toda mi vida he vivido en la vereda y hago parte de la tercera generación de habitantes aquí en Pirgua.

Además, su casa está ubicada en el lado oeste muy cerca del relleno, aproximadamente a 500 mts. “En la época en que se creó el relleno, había muy poca gente viviendo aquí en la vereda, muy pocas familias. La vereda solo colindaba con los barrios Asís y Muiscas, por esta razón fue fácil convencer a las personas que vivían en esa época para que vendieran sus predios a la empresa que en esa época se encargaba del manejo de las basuras, CIUDAD LIMPIA S.A.S.; a estas familias les ofrecieron una cantidad de dinero, agasajándolos con buenos almuerzos y una que otra cerveza”. La suma de dinero recibida por estos predios no se logró conocer debido a que muchos de los habitantes de aquella época ya no residen en la vereda y los pocos que quedan no quisieron revelar el monto.