El 40 % de los trabajadores en Colombia considera que su trabajo es estresante

Entre un 12 y un 16 por ciento de las personas refieren sentirse constantemente con tensión o estrés.

Uno de los principales problemas para la salud de los trabajadores es el estrés. Foto archivo particular
Uno de los principales problemas para la salud de los trabajadores es el estrés. Foto archivo particular

Las circunstancias actuales y los cambios imprevistos que el mundo ha atravesado nos enseñan una vez más la importancia de cuidar la salud mental, enfocándonos en generar acciones que mitiguen todos aquellos aspectos que puedan afectarla.

Uno de estos aspectos es el estrés, que según la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en una investigación realizada en países de América Latina durante el 2016, se reveló que de un 12 a 16 por ciento de las personas refieren sentirse constantemente con tensión o estrés.

Además, estudios recientes, como el de Salud Mental en Colombia, muestran que el 40 % de los trabajadores en el país considera que su trabajo es estresante, lo que genera daños en su salud, una menor productividad e incapacidad y ausentismo laboral afectando directamente a las organizaciones.

De acuerdo con la Asociación Colombiana de Empresas de Medicina Integral (Acemi), cada día se generan cerca de 11.000 órdenes de incapacidad, es decir, 4.049.313 al año.

“Todas las personas responden de forma diferente a los estímulos de su ambiente debido a las experiencias, motivaciones, necesidades, interacciones y contexto en el cual se encuentran inmersas”, explica el médico Carlos Iván Heredia, vicepresidente de Promoción y Prevención de Positiva.

Añade que los comportamientos pueden ser colectivos, generando caracterizaciones que identifican grupos. En este sentido se puede hablar de los grupos generacionales en los que encontramos: los Baby Boomers (1946-1963), la Generación X (1964-1979), y la Generación Millennial (1980-2000) (Begazo & Fernández Baca, 2015).

De acuerdo con Plurum, firma consultora, en uno de sus estudios dice que las personas que llevan más de 10 años en las organizaciones son los más felices, con el 70 %; las siguen de cerca las que llevan menos de un año, con un índice de felicidad del 68 %; los que han trabajado entre 2 y 5 años presentan el menor porcentaje, con 61%.

Teniendo en cuenta las generaciones y los datos mencionados, podemos relacionar un paralelo así:

* Baby Boomers (1946-1963), son líderes innatos cuyas principales motivaciones son la prosperidad económica y llegar al éxito por medio del esfuerzo.

Leales a las empresas en donde trabajan. Buscan permanencia laboral a largo plazo. Solo el 37 % es feliz en las empresas donde llevan menos de un año.

* Generación X (1964-1979), son autónomos por naturaleza. Siempre en busca de la independencia, dan más peso al balance entre el trabajo y la vida.

Lealtad de corto plazo a las empresas donde trabajan. Los que más inconformes están son quienes han trabajado en una compañía durante 2 a 5 años con 65 %.

* Millennials (1980-2000), criados en entornos participativos. Proactivos, flexibles, creativos y mente abierta. A veces el ambiente laboral puede ser agobiante.

El 67 % se siente pleno en menos de un año dentro de la organización, sin embargo, no están a gusto permaneciendo en el mismo lugar por más de 10 años, con un índice de 50%. Esta generación sufre de mayores niveles de estrés cuando se enfrentan al ambiente laboral.

Uno de los principales problemas para la salud de los trabajadores

A escala global el estrés laboral ha sido considerado desde hace una década como uno de los principales problemas para la salud de los trabajadores, según la Organización Mundial de la Salud.

La situación actual continúa siendo preocupante debido a que los datos de diversos estudios internacionales y nacionales indican que un gran porcentaje de trabajadores se ve afectado por este, por lo que las empresas deben propender por generar calidad de vida traducida en ambientes mentalmente saludables y a su vez en trabajadores felices.

Esto lleva a repensar y analizar el impacto de las generaciones en las organizaciones: en primer lugar, establecer mejoras prácticas en la administración del Recurso Humano que conlleven a un mejoramiento desde sus procedimientos estructurales hasta el potencializar al SER, con el fortalecimiento de competencias, habilidades y conocimientos de sus trabajadores, entendiendo la relación de la globalización, la tecnología y la diversidad de la fuerza laboral.

Conclusiones e impacto de las generaciones

Las diferencias generacionales afectan a diversas variables organizacionales, este resultado es explicado por la importancia que cada generación otorga a determinados factores de la empresa como la seguridad del trabajo, el apoyo de los compañeros o del jefe, entre otros.

Al determinar qué factores son importantes para cada generación, es posible tomar medidas y establecer políticas al respecto que impacten a las variables antes mencionadas.

En este sentido las ARL y las empresas deben establecer programas psicosociales contemplando los grupos de edades de sus trabajadores.

-Publicidad-