De nuevo se pone en marcha el transporte en tren desde Belencito a Bogotá

La operación del corredor férreo entre Bogotá y Belencito quedó en manos del Consorcio CTSA.

Más de 104.000 millones de pesos se invertirán en el corredor férreo Facatativá – Bogotá – Belencito y La Caro – Zipaquirá. Foto: archivo particular

El fin de semana arrancó la operación del corredor férreo Facatativá – Bogotá – Belencito y La Caro – Zipaquirá, que hace parte de los dos megaproyectos para Boyacá del actual Gobierno nacional.

“Para lograr esto, la ANI firmó un convenio interadministrativo de asistencia técnica con Findeter, lo que le permitirá administrar, mantener y operar esta línea férrea durante los próximos dos años y así garantizar el transporte de pasajeros y el movimiento de carga entre los departamentos de Cundinamarca y Boyacá”, explicaron en la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI).

A finales de febrero pasado se adjudicó al Consorcio CTSA – Ingeral, conformado por las empresas Castro Tcherassi e Ingeral Compañía, el contrato para operar y mantener el ferrocarril entre Bogotá y Belencito, por el que se transportan principalmente cemento y acero desde Boyacá hacia la capital del país.

“En el Gobierno del Cambio el tren es una realidad, por eso desde este fin de semana entró en operación el corredor férreo Bogotá – Belencito y Turistrén, que le apuesta al turismo y a la movilización de estudiantes. En medio de toda la reactivación férrea priorizamos la operación del corredor Bogotá – Belencito por el cual el año pasado movilizamos 31.000 toneladas de productos como cemento y acero”, afirmó el presidente de la Agencia Nacional de Infraestructura, William Camargo Triana.  

El alcance de este convenio incluye la administración, vigilancia, control de tráfico, operación y mantenimiento de los corredores férreos Facatativá – Bogotá – Belencito y La Caro – Zipaquirá, así como el control de trenes y atención de emergencias.

También incluye la interventoría para la administración del mismo trayecto. En total, la inversión en obra que se realizará es de más de 104.000 millones de pesos, en 308 kilómetros de línea férrea.

Desde el 2018 este corredor reinició a operar y desde entonces ha movilizado más de 174.000 toneladas de carga, lo que lo convierte en un medio estratégico para conectar a Boyacá y Cundinamarca con el interior del país. Además, movilizó más de 397.000 pasajeros en el 2022 en Cundinamarca y a la fecha se han movilizado 25.000 pasajeros en el 2023.