Tras aguacero y vendaval en Tunja, declararon la calamidad pública y urgencia manifiesta

El aguacero y vendaval registrado este sábado en la capital boyacense llevó a las autoridades a tomar la decisión de declarar la calamidad pública y urgencia manifiesta.

Afectaciones en las cubiertas de 37 viviendas, el establecimiento de comercio D1 y un vehículo, en los barrios Bello Horizonte, Altamira, El Dorado y San Lázaro. Foto: Ofiprensa Alcaldía de Duitama.

Luego de realizado el consejo extraordinario de Gestión del Riesgo de Desastres de Tunja convocado por el alcalde Alejandro Fúneme, y teniendo en cuenta las afectaciones a más de 80 familias, debido a las fuertes lluvias e inundaciones de este sábado 18 de marzo, se tomó la decisión.

La medida es la respuesta a las intensas lluvias y fuertes vientos registrados después de las 5:00 de la tarde de este sábado 18 de marzo, cuando se activó inmediatamente el Puesto de Mando Unificado, para determinar afectaciones y las acciones para mitigar mayores emergencias, encontrando que se presentaron afectaciones en las cubiertas de 37 viviendas, el establecimiento de comercio D1 y un vehículo, en los barrios Bello Horizonte, Altamira, El Dorado y San Lázaro.

La calamidad pública y urgencia manifiesta municipal le servirá al gobierno del médico Alejandro Fúneme, para tomar acciones administrativas y presupuestales que permitan atender esta emergencia.

«En este momento nos encontramos terminando el inventario de afectaciones y consolidando plan de acción para apoyar oportunamente a los tunjanos que requieren atención inmediata», informaron desde la administración municipal.

Y añadieron que trabajan en conjunto con los organismos de socorro, Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Tunja, la oficina de Gestión del Riesgo, la Policía Metropolitana, el Ejército Nacional, las empresas de servicios públicos y todas las dependencias de la administración municipal para continuar atentos ante cualquier situación que requiera intervención en los diferentes barrios de la capital departamental.

«Estamos en alerta, ya que continuará la temporada de lluvias y es necesario mantener activos planes de contingencia para reducir el riesgo», recalcaron.