En Tópaga sus habitantes no están tomando agua de calidad, afirma fallo del Tribunal Administrativo de Boyacá

Tribunal ordena al municipio de Tópaga, al departamento y a Corpoboyacá acciones parar mejorar el servicio.

Los habitantes de Tópaga no reciben el servicio de acueducto en condiciones de disponibilidad permanente y con calidad del agua para el consumo humano, dice Tribunal. Foto: archivo Boyacá Sie7e Días

La Procuraduría General de la Nación, por medio de la procuradora 32 judicial I agraria y ambiental de Tunja, presentó demanda para la protección de derechos e intereses colectivos contra Corpoboyacá, el departamento de Boyacá, la Empresa de Servicios Públicos de Boyacá (ESPB S.A. E.S.P.), el municipio de Tópaga y la Empresa de Servicios Públicos de Tópaga (Emtópaga S.A. E.S.P.), con el objeto de que se amparen los derechos al acceso a una infraestructura de servicios que garantice la salubridad pública, el acceso a los servicios públicos y a que su prestación sea eficiente y oportuna, en relación con la potabilidad del agua de la localidad.    

En consecuencia, pidió que se impartan las siguientes órdenes a las entidades accionadas:

* Que en un plazo perentorio adelanten la optimización y/o construcción y puesta en marcha del sistema de tratamiento de agua para consumo humano del municipio de Tópaga, que cumpla las condiciones técnicas que exige la ley.

* Que se ordene a Corpoboyacá vigilar permanentemente la fuente que abastece de agua para el consumo humano al municipio de Tópaga, en especial su capacidad o la necesidad de buscar una fuente alterna.

* Que se ordene al municipio de Tópaga y a Emtópaga que adelanten las adecuaciones y revisiones a la red del sistema de conducción de agua potable a los domicilios, para evitar pérdidas del recurso y evitar posibles contaminaciones.

Las decisiones tomadas por la justicia

El Tribunal Administrativo de Boyacá, en sentencia de primera instancia proferida en una acción popular, declaró la vulneración de los derechos colectivos de los habitantes del municipio de Tópaga al acceso a los servicios públicos y a que su prestación sea eficiente y oportuna, y al acceso a una infraestructura de servicios que garantice la salubridad pública.

Según este fallo, los mencionados derechos colectivos fueron menoscabados debido a la falta de disponibilidad permanente y de calidad adecuada del agua que consumen los habitantes del municipio de Tópaga.

“En efecto, de acuerdo con el análisis realizado por el Tribunal Administrativo de Boyacá, las pruebas allegadas en la acción popular evidenciaban que, pese a las gestiones que ha emprendido el municipio de Tópaga en estos últimos años, sus habitantes aún no reciben el servicio público domiciliario de acueducto en condiciones (i) de disponibilidad (específicamente respecto de los acueductos El Portillo y San Judas Tadeo), ya que no se garantiza el suministro constante, permanente y confiable del agua, ni (ii) de calidad adecuada, en razón a que no se asegura que el agua permanentemente sea apta para el consumo humano”, afirmaron en el organismo judicial.

Agregaron que, aun cuando el municipio es el principal responsable de garantizar la idoneidad del servicio, junto con Emtópaga S.A. E.S.P. que es la empresa que lo presta, las demás entidades que integran la parte demandada deben actuar conjuntamente en el marco de sus competencias, con base en los principios de coordinación, concurrencia, subsidiariedad y complementariedad, a fin de lograr una solución efectiva y definitiva de la problemática.

En ese sentido, el Tribunal dictó las medidas pertinentes para salvaguardar los derechos colectivos conculcados, concretadas en las siguientes órdenes:

* Al departamento de Boyacá (por medio de su Secretaría de Salud) y Corpoboyacá, en coordinación con Emtópaga S.A. E.S.P. y el municipio de Tópaga: actualizar el Mapa de Riesgo de Calidad del Agua para Consumo Humano y elaborar un plan de acción para gestionar y solventar los factores de riesgo de las fuentes de agua aferentes a todos y cada uno de los puntos de captación de los acueductos urbano y rurales de Tópaga.

Las entidades tienen dos meses para actualizar el mapa de riesgo, elaborar el plan de acción y acreditar estas actuaciones en el proceso, y seis meses para ejecutar en el plan de acción y acreditarlo en el proceso.

* Al departamento de Boyacá (por medio de su Secretaría de Salud): remitir copia de los informes de los análisis físicos, químicos y microbiológicos de las redes de distribución de los acueductos del municipio de Tópaga, en el marco de los procesos básicos y ordinarios de vigilancia.

Debe ser de forma permanentemente, hasta tanto el comité de verificación de cumplimiento disponga lo contrario.

* Al departamento de Boyacá (por medio de su Secretaría de Salud): realizar visitas de inspección sanitaria a la infraestructura de los sistemas de suministro de agua de las personas prestadoras (todos y cada uno de los acueductos del municipio). Esta visita será adicional a las que de ordinario lleva a cabo la dependencia anualmente.

Con base en los resultados de los informes de inspección sanitaria, la Secretaría de Salud de Boyacá deberá consolidar un concepto sanitario integral. Se le da un mes para realizar las visitas y allegar al proceso el concepto sanitario integral.

* Al municipio de Tópaga y Emtópaga S.A. E.S.P.: Elaborar un plan de mejoramiento para cumplir los requerimientos que efectúe la autoridad sanitaria en el concepto sanitario integral y ejecutarlo en su totalidad.

Tienen un mes para elaborar el plan de mejoramiento y allegarlo al proceso, y ocho meses como plazo máximo para cumplir en su totalidad el plan de mejoramiento.

* Al municipio de Tópaga y Emtópaga S.A. E.S.P., con el apoyo y acompañamiento del departamento de Boyacá y la ESPB S.A. E.S.P.: elaborar un estudio técnico que identifique las falencias físicas de todos los sistemas de suministro de agua, teniendo en cuenta las recomendaciones que efectúe la Secretaría de Salud de Boyacá en sus informes de inspección sanitaria y el concepto sanitario integral (incluyendo especialmente el análisis de la necesidad de construir un desarenador para la PTAP del acueducto urbano).

Cuentan con cuatro meses para allegarlo al proceso.

* Al municipio de Tópaga y Emtópaga S.A. E.S.P., junto con el departamento de Boyacá, la ESPB S.A. E.S.P. y Corpoboyacá, bajo los principios de coordinación, concurrencia, complementariedad y subsidiariedad: adelantar las gestiones que correspondan y ejecutar en su totalidad las acciones que surjan producto del estudio técnico. Estas acciones deberán encaminarse a garantizar la disponibilidad del servicio y la calidad adecuada del agua de forma permanente.

Se les concede un plazo de ocho meses, contados a partir del cumplimiento del punto 3.5, para ejecutar la totalidad de las construcciones, adecuaciones y optimizaciones que correspondan y acreditarlo en el proceso.

Adicionalmente, el Tribunal sostuvo que los plazos que se indican comenzarán a correr a partir del vencimiento de la oportunidad para recurrir la sentencia, a menos que ambas partes la apelaran, en concordancia con el inciso 1.º del artículo 323 del CGP y la jurisprudencia del Consejo de Estado.

Además, podrán ajustarse dentro del comité de verificación de cumplimiento, de evidenciarse razonablemente la necesidad de que ello ocurra.

-Publicidad-