En febrero se incrementó el abastecimiento de alimentos y desaceleró el aumento de precios mayoristas

En febrero se presentó una caída en los precios de las papas. A esto se suma la reducción en los precios de las carnes de res, cerdo y pollo, los huevos, los quesos y algunas de las hortalizas de mayor consumo. Mientras aumentaron los precios del arroz, el aceite de cocina, las pastas alimenticias y el chocolate.

•	En febrero ingresaron 60.691 toneladas adicionales de alimentos a las Centrales Mayoristas, equivalente a un incremento del 17,8 %, con relación al mes de enero
En febrero ingresaron 60.691 toneladas adicionales de alimentos a las Centrales Mayoristas, equivalente a un incremento del 17,8 %, con relación al mes de enero. Foto: Archivo Particular

El boletín de abastecimiento y seguridad alimentaria del mes de febrero desarrollado por la Unidad de Planificación Rural Agropecuaria-UPRA con información del SIPSA del DANE comparó el abastecimiento de alimentos entre enero y febrero del presente año y observó que en febrero ingresaron 401.279 toneladas de alimentos a las principales Centrales Mayoristas del país, registrando un aumento del 17,8% (60.691 ton), comparado a las 340.589 toneladas que se registraron durante el mes de enero.

Comportamiento del abastecimiento

Comportamiento del abastecimiento por grupos de alimentos entre enero y febrero de 2023 (días 1 al 22). Datos en toneladas.

Durante el mes de febrero también se registró una desaceleración en el aumento de precios de un grupo importante de productos que venían presentando alzas, entre ellos están la papa negra y las carnes. En el caso de la papa, se presentaron reducciones en todas las variedades de papa negra.

La caída en los precios de las papas es un hecho destacable porque abarcó a todas las papas negras, la reducción superó el 10 % en variedades de gran demanda como son la capira, la parda pastusa y la única. Este hecho es aún más relevante porque ocurrió en un momento en el que estaba muy afectado el flujo de este y otros productos desde Nariño hacia el resto del país debido al derrumbe en la Vía Panamericana. Históricamente, cuando ocurre una interrupción del flujo de productos, se dan dos impactos muy diferentes: un alza de precios en la ciudad destino, que ve limitado su abastecimiento, y una caída en la ciudad que envía o exporta el producto”. Explico el ingeniero Felipe Fonseca Fino-Director General de la UPRA.

Otros productos que bajaron sus precios en febrero de 2023 fueron los principales cortes y presentaciones de la carne de res, cerdo y pollo; este hecho es positivo, en comparación con los aumentos que se registraron de estos mismos productos en meses anteriores. En las hortalizas, el resultado más importante fue la reducción en los precios de la cebolla cabezona blanca, los tomates, el pimentón y la zanahoria, resultado que se vio anulado por las alzas ocurridas en la cebolla junca, la arveja y el fríjol verde y la remolacha.

La otra cara de la moneda fueron las frutas; el limón Tahití, las mandarinas, las guayabas, las papayas, el maracuyá, la mora de Castilla, el tomate de árbol y la granadilla, se encarecieron en más del 10%. Este comportamiento se puede explicar teniendo en cuenta que febrero no es un mes donde aumente la oferta de frutas porque es el mes donde comienza a cambiar el clima como preámbulo a la temporada de invierno del primer semestre. Sin embargo, frutas como el limón común, las naranjas y la guanábana bajaron de precio.

El reporte de SIPSA, aunque muestra aumento general en los precios durante febrero, este aumento es un valor que es el menor del último año. Consulta más cifras del sector agropecuario y el boletín de abastecimiento de productos agropecuarios y seguridad alimentaria del mes de febrero en el portal www.agronet.gov.co, en el portal de www.upra.gov.co O en el siguiente link:

-Publicidad-