La UPME descarta riesgo de apagón en el área Centro Oriental de Colombia

Esta área representa cerca del 26 % de la demanda nacional: unos 12 millones de habitantes.

Bogotá, Cundinamarca y Meta no están en riesgo de apagón, según la UPME.  Foto: archivo particular
Bogotá, Cundinamarca y Meta no están en riesgo de apagón, según la UPME. Foto: archivo particular

Bogotá, Cundinamarca y Meta no están en riesgo de desabastecimiento de energía eléctrica, según confirmó la Unidad de Planeación Minero Energética (UPME).

“No hay riesgo de apagón en el corto plazo por el estado del sistema eléctrico del área denominada Centro Oriental, dentro de la cual está incluida la ciudad de Bogotá”, ratificaron en la entidad  adscrita al Ministerio de Minas y Energía.

-Publicidad-

El área Centro Oriental está conformada por las redes de los departamentos de Cundinamarca, incluido Bogotá, y el Meta, que representan cerca del 26 % de la demanda nacional, esto es, aproximadamente unos 12 millones de habitantes.

“Desde el 2010 se han venido definiendo y poniendo en marcha proyectos en el marco de los planes de expansión, para atender los problemas operativos concretos, a través de

las convocatorias y la adjudicación de los proyectos Chivor – Chivor II – Norte – Bacatá 230 kV, Sogamoso-Norte-Nueva Esperanza 500 kV, Subestación Norte 115 kV y líneas de

transmisión asociadas en 115 kV, y Virginia – Nueva Esperanza 500 kV”, explicaron en la UPME.

Agregaron que, las obras de expansión que se encuentran en servicio han permitido mantener la confiabilidad, seguridad y estabilidad del sistema eléctrico del área Centro Oriental.

De acuerdo con las previsiones y los análisis de mediano plazo realizados por la UPME y XM, la red existente permite mantener el servicio mientras avanzan las obras complementarias

previstas por el crecimiento de la demanda.

“La situación del área Centro Oriental no es nueva y sus necesidades son de tiempo atrás. Dicha situación es objeto de seguimiento constante y permanente por parte de la UPME, con la participación del CNO, Ministerio de Minas y Energía, la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios, XM y los agentes, a través del ‘grupo de área oriental’, para identificar acciones de mitigación de riesgos y adelantar las gestiones necesarias tendientes a la entrada oportuna de los proyectos mencionados”, precisaron en la entidad del Gobierno nacional.

Manifestaron que la entrada en operación de algunos proyectos ha sufrido retrasos, debido a decisiones del Tribunal Administrativo de Cundinamarca, requerimientos de la ANLA y posiciones de los habitantes que habitan cerca a los proyectos.

Según los análisis de mediano plazo de XM, de presentarse la salida por falla o

mantenimiento de una unidad de generación adicional a las que se prevé estén por fuera del área y en caso de falla de la línea Bacatá – Nueva Esperanza 500 kV, en 2025-2026 el

riesgo de desatención de demanda podría ser cercano al 2 % de la región Centro Oriental.

“Por tanto, las obras definidas y en ejecución son fundamentales para atender la demanda y mitigar cualquier tipo de riesgo”, afirmaron en la UPME.