China protesta por “sobrerreacción” de EE. UU. al abatir el globo espía

China expresó hoy una profunda “insatisfacción y protesta” al considerar que EE. UU. “sobrerreaccionó” por usar la fuerza para abatir el “globo espía” que sobrevolaba el espacio aéreo estadounidense.

Foto: Archivo Particular

En un comunicado publicado este domingo por la mañana por el Ministerio de Relaciones Exteriores del gigante asiático, China vuelve a defender que la aeronave en cuestión era de “carácter civil” y resaltó que “su entrada en EE. UU. por causas de fuerza mayor fue completamente accidental”.

“La parte china claramente solicita a EE. UU. que maneje la situación adecuadamente de manera tranquila, profesional y moderada”, agregó la publicación.

Además, aseguró que “salvaguardarán de manera resuelta” los derechos de las empresas relacionadas con la aeronave y “se reservará el derecho de dar las respuestas necesarias”.

La reacción de China viene después de que Estados Unidos derribara este sábado, por orden directa del presidente estadounidense, Joe Biden, el globo chino que llevaba varios días sobrevolando el país.

Los restos del dirigible cayeron al mar y están siendo recuperados para conocer detalles de una misión con la que Pekín “buscaba monitorear sitios militares sensibles”, según el Departamento de Defensa estadounidense.

La ruta de la aeronave sobre “muchos sitios potencialmente sensibles” es algo que “contradice” según EE. UU. la explicación del Gobierno chino, que si bien admitió este viernes que el globo le pertenecía, aseguró que “es un dirigible civil utilizado con fines de investigación, principalmente meteorológicos”.

El descubrimiento de este “globos espías” en el espacio aéreo estadounidense ha desencadenado una crisis diplomática entre Washington y Pekín y ha motivado la suspensión del viaje que el secretario de Estado, Antony Blinken, tenía previsto hacer al país asiático este fin de semana.

A su vez, EE. UU. anunció este viernes la detección de un segundo “globo espía” de China sobrevolando Latinoamérica, pero sobre el cual el gigante asiático aún no se ha pronunciado. EFE