Un radiólogo del Hospital San Rafael con espíritu de Papá Noel

Es el líder del proceso de radiología Vicente de Jesús Aljure Reales, además de su labor en favor de la salud, por estos días, como lo ha hecho tradicionalmente, trata de adelantar acciones sociales, de ayudar a alegrar la Navidad de los menos favorecidos.

El radiólogo Vicente de Jesús Aljure Reales, combina por estos días su labor profesional en diferentes centros médicos con la labor social y de apoyo a los menos favorecidos. Fotos: Archivo particular.
El radiólogo Vicente de Jesús Aljure Reales, combina por estos días su labor profesional en diferentes centros médicos con la labor social y de apoyo a los menos favorecidos. Fotos: Archivo particular.

Lo hace aprovechando precisamente la época de recogimiento, de espiritualidad de dar y recibir, de recibir las gracias, de recibir una sonrisa de parte de comunidades que gracias a este radiólogo, tienen un detalle de Navidad.

La primera de estas actividades la adelantó, precisamente en el día de la novena de Aguinaldos que su área organiza en el Hospital, donde les entregó unos detalles a las niñas del Hogar de la Madre Elisa.

No importa si son prendas de vestir, si son juguetes, si son accesorios e incluso mercados, el doctor Aljure siempre trata de ayudar a diferentes comunidades en el marco de la época de fin de año.

Es una tradición que tiene desde niño, que heredó desde casa, desde su misma familia y que en los últimos 10 años, el tiempo que lleva en el centro médico más importante del departamento, ha venido fortaleciendo, todo a cambio de una sonrisa, de esa satisfacción personal de poder ayudar a alguien que lo necesita.

El doctor Vicente de Jesús Aljure Reales, lleva 10 años en el Hospital San Rafael de Tunja, donde se desempeña como jefe de servicio de radiología y diagnóstico por imagen y radiología intervencionista, pero además es profesor de posgrado en la Uptc, es San Rafael. Pero además maneja el tema de radiología en los hospitales de Chiquinquirá, del Valle de Tenza y la Clínica Garper de la capital boyacense.

Rezan la novena, comparten natilla y buñuelos y de paso entrega algunos detalles en sus novenas de Navidad, como la más reciente, que organizaron en Hogar Geriátrico de Tunja, donde, como si fuera Papá Noel llegó con sus regalos, para los abuelitos desamparados.