Qué se sabe del concejal Pablo Santiago en su segundo día en la cárcel de Duitama

Luego de la decisión del juez Cuarto Penal municipal, Carlos Andrés Otálora Fonseca de privar de la libertad en establecimiento carcelario al concejal Pablo Andrés Santiago Berdugo, propietario además del Grupo Constructor Inmobiliario (Construcol), por el delito de captación masiva de dineros de manera ilegal son muy pocos los detalles que se han conocido.

Desde la cárcel de Duitama se filtró la primera fotografía del concejal y empresario pablo Santiago, acusado de haber estafado a cientos de personas a través de una especie de pirámide. Foto: Archivo particular.

Sin embargo, Boyacá Sie7e días conoció que el mismo martes, luego de conocerse el fallo cerca de las 10:00 de la noche, se iba a llevar al concejal a la cárcel de Duitama, pero que esa acción solo se dio hasta ayer muy temprano en la mañana.

El empresario, acusado de estafar a cientos de personas utilizando como fachada su empresa Construcol que fue intervenida desde septiembre pasado por la Superintendencia Financiera, fue recibido en medio de una absoluta rechifla desde las diferentes celdas e incluso con algunas amenazas y comentarios inapropiados.

Ayer mismo, desde una de las celdas se filtró una foto en la que se ve al concejal en una silla, junto a unas botellas de gaseosa y encerrado por lo menos con dos hombres más.

Aunque su abogado defensor se opuso de comienzo a fin a la medida de privación de la libertad en establecimiento carcelario, el togado decidió enviarlo al penal por considerar que en libertad, o con la detención domiciliaria “puede seguir obstruyendo la justicia como ya lo ha hecho”.

Lea también: ¿Quién reemplazará a Pablo Santiago en el Concejo? #Tolditos7días

Además el Juez calificó el delito como gravísimo “porque se afectó el patrimonio de las personas, de una comunidad que vive del día a día, que confiaron en un concejal, en una persona que se organizó para captar dinero, que se le ordenó devolver los dineros, que frente a los montos que hizo, los pagos que ha hecho son mínimos, que está el delito de no devolución y que existe el riesgo de reiteración”.

Hasta el momento, de acuerdo con los elementos materiales de prueba aportados por el ente investigador, el procesado habría utilizado su posición para ganarse la confianza de, al menos, 310 personas a quienes habrían defraudado en más de 5.500 millones de pesos. Según las denuncias los hechos se presentaron entre septiembre de 2020 y agosto de 2022, pero esas cifras se habrían venido multiplicando exponencialmente.