Más de 136 artistas tunjanos, junto a Adriana Lucía, descrestaron en el Teatro Colón de Bogotá 

Para nadie es un secreto que los grandes eventos de la agenda nacional se lanzan en la capital de la república con el ánimo de poner en la vitrina del país y el mundo cada edición de los certámenes y convocar a través de la prensa nacional a turistas y visitantes que luego, y gracias a estas estrategias, llegan a los destinos para activar y mover la economía local. 

Representantes de medios nacionales y regionales, integrantes de colonias boyacenses en Bogotá, congresistas, diputados, concejales, representantes del gobierno nacional, agencias de viajes, entidades de orden público y privado y líderes boyacenses y del pais, conformaron el nutrido aforo del pasado 30 de noviembre en el Teatro Colón de Bogotá. Fotografía Boyacá Sie7e Días.
Representantes de medios nacionales y regionales, integrantes de colonias boyacenses en Bogotá, congresistas, diputados, concejales, representantes del gobierno nacional, agencias de viajes, entidades de orden público y privado y líderes boyacenses y del pais, conformaron el nutrido aforo del pasado 30 de noviembre en el Teatro Colón de Bogotá. Fotografía Boyacá Sie7e Días.

Con este propósito la administración de Alejandro Fúneme González lideró y desarrolló un certamen de carácter cultural y social al que denomino “De Tunja para el mundo” que consistió en un musical muy al estilo de las grandes compañías del mundo en donde se iba describiendo a través de la música, la danza y la narrativa los momentos la historia y las franjas del Aguinaldo Boyacense para ilustrar a los asistentes sobre los pormenores de este evento, catalogado como patrimonio de todos los boyacenses. 

Con un cualificado aforo apostado en el teatro de mayor tradición en la cultura nacional y latinoamericana, se dio inicio al espectáculo protagonizado por los niños y jóvenes de la ciudad, y en especial por aquellos que adelantan sus procesos formativos como el caso de los estudiantes de la Escuela de Música de Tunja que orienta la Fundación JRBP y la Municipal de Danzas que dirige la maestra Sofía Fonseca. 

Los presentadores de la noche Karen Estupiñán y el tunjano residente en España Carlos Peñalosa hicieron los respectivos saludos y destacaron la presencia de invitados, patrocinadores, operadores, ficha técnica artística del espectáculo y en un instante de la apertura el presentador anuncio públicamente la gestión hecha para que se firme un convenio de hermandad entre Valencia y Tunja como quiera que los vestigios de la madre tierra se exponen y cultivan con donaire en la arquitectura capitalina, atesorando los recuerdos de la colonia.

Muy conmovedor resultó el instante en que el guion incluyó un homenaje póstumo al maestro Francisco Mancipe Núñez, quien otrora se vistió de Papa Noel en el exitoso proyecto de "los Niños Cantores de Boyacá". Fotografía Boyacá Sie7e Días.
Muy conmovedor resultó el instante en que el guion incluyó un homenaje póstumo al maestro Francisco Mancipe Núñez, quien otrora se vistió de Papa Noel en el exitoso proyecto de «los Niños Cantores de Boyacá». Fotografía Boyacá Sie7e Días.

El escenario quedó en penumbras y al compás de piano y chello y como salidos de un cuento de hadas las voces de los infantes aparecían sorpresivamente por los rincones del teatro y cada posterior momento era ambientado por la imponencia sonora de la Orquesta Sinfónica Integrada, dirigida por el maestro Cristian Camilo Malagón Tenza considerado por la crítica nacional – internacional como uno de los mejores directores del movimiento bandístico en Colombia y que hoy presta sus servicios al exitoso modelo pedagógico de la capital boyacense. 

Maestros y alumnos lucían una túnica plateada estilo monaguillo que hacía juego con las luces del auditorio y transportaban a los asistentes a esas grandes salas europeas, pero esta vez con talento criollo capaz de igualar o superar cualquier puesta en escena de países lejanos donde se escenifican monumentales montajes como el que se desarrolló el pasado 30 de noviembre en el Teatro Colón de Bogotá.

La dinámica del espectáculo iba mostrando entre imágenes, coreografías, voces en off y una impecable ejecución musical, la trayectoria del Aguinaldo Boyacense y las líneas que hoy conforman la estructura del certamen, la que fue ilustrada también por el mandatario de los tunjanos con una dinámica alocución que hacía parte de la narrativa del musical. 

Los matachines de la Escuela Municipal de Danzas de Tunja sorprendieron a los asistentes a punta vejigazos, risas y carcajadas. Fotografía Boyacá Sie7e Días.
Los matachines de la Escuela Municipal de Danzas de Tunja sorprendieron a los asistentes a punta vejigazos, risas y carcajadas. Fotografía Boyacá Sie7e Días.

La gestora social de Tunja Gisela Rodríguez Bacca destacó uno de los momentos más emocionantes del musical cuando hizo presencia la artista nacional Adriana Lucia para integrarse al gran ensamble y entonar su Porro Bonito acompañada de la masa orquestal, la pareja de baile de la Asociación de Músicos y Bailarines de Boyacá y las percusiones típicas de las costas interpretadas por los niños y jóvenes en situación de discapacidad que hacen parte de la E.M.T. 

La responsable de la sectorial de cultura y turismo de Tunja, Dalma Consuelo Amézquita Ávila, culminó el momento con un efusivo “Gracias y los esperamos en Tunja y Boyacá”, corroborando con esta frase de cierre la verdadera intención de hacer esta clase de lanzamientos en la máxima vitrina del país donde se debe colocar en exhibición la oferta para generar la demanda.  

Adriana Lucia integró su repertorio al gran ensamble de los niños tunjanos y culminó el espectáculo haciendo un recorrido por las músicas que en los inicios engalanaron el Aguilando como Salsipuedes, San Fernando o La Piragua y que fueran tan entonadas por todos los públicos que asistían a las antiguas casetas del encuentro anual.  

Varias alegorías hechas por las manos de las artesanas tunjanas pasaron, también, por la escena para recrear los grandes desfiles de carrozas y comparsas que desde el año anterior tuvieron un resurgimiento y en la presente edición promete volver a convertirse en epicentro de la fiesta grande. 

La cantante Adriana Lucia engalanó el escenario con su Porro Bonito, acompañada del gran ensamble orquestal y la pareja invitada de la Asociación de Músicos y Bailarines de Boyacá.
La cantante Adriana Lucia engalanó el escenario con su Porro Bonito, acompañada del gran ensamble orquestal y la pareja invitada de la Asociación de Músicos y Bailarines de Boyacá.

“Nos prepararemos para ir a Tunja” decían los asistentes al salir del teatro sin ahorrar elogios para la organización y para los jóvenes exponentes que representan la nueva sangre del arte local y que a decir verdad se robaron el show y los aplausos del nutrido aforo. 

“Una experiencia inolvidable para la formación de nuestros hijos” señalaban los padres que hicieron toda clase de esfuerzos para acompañarlos en esta cruzada, y lo mismo opinaron desde la distancia las más de mil familias que hoy hacen parte de estas escuelas de formación de la capital boyacense. 

Las directivas y productores del Teatro Colón no se quedaron atrás y entre abrazos y emotivos calificativos felicitaban sin rodeos a los protagonistas del espectáculo, señalando que pocas veces se presenta en el Colón montajes de esta factura protagonizados por artistas de provincia, y más por niños y jóvenes en pleno proceso formativo. 

Así transcurrió este segundo año de lanzamiento del Aguinaldo Boyacense en Bogotá y ahora solo queda esperar que, como el año anterior, los integrantes de la administración municipal muestren con cifras los resultados de estas estrategias de marketing y difusión de los eventos como el Aguilando Boyacense que por estos días se ha promocionado de manera positiva en los diferentes canales y medios nacionales y regionales. 

Según señaló Fúneme González, este mismo espectáculo, pero agrandado en cuanto a participación de niños y jóvenes se realizará en Tunja el próximo 15 de diciembre con más de 500 actores de la capital de los boyacenses como apertura del Aguinaldo y de manera gratuita para todos los que quieren apreciar esta muestra de los nuevos cultores tunjanos que prometen grandes instantes, tanto para la ciudad como para la cristalización de sus sueños individuales. 

-Publicidad-