Los cultivadores de papa también tienen su premio. Aquí los ganadores

El programa RicaPapa By Yara Máster premió a los mejores cultivadores de papa.

Ganadores del concurso Rica Papa Máster: Hernando Algarra, Antonio Ríos y Hernando Prieto. Foto: archivo particular.
Ganadores del concurso Rica Papa Máster: Hernando Algarra, Antonio Ríos y Hernando Prieto. Foto: archivo particular.

El primer concurso para encontrar a los Rica Papa Máster, en el que participaron 35 agricultores de Boyacá y  Cundinamarca con sus muestras de cosecha, dejó como ganador a Hernando Algarra, de Subachoque.

El segundo lugar fue para Antonio Ríos, de Zipaquirá, y el tercer puesto, para Hernando Prieto, de Tausa.

También se premió a las mujeres que se inscribieron al concurso y que además se destacaron por su liderazgo durante el desarrollo de este, y a los jóvenes promesas que le apuestan al campo.

Los criterios para seleccionarlos fueron:

* La productividad por hectárea, es decir las toneladas producidas por cada hectárea sembrada.

* La productividad por planta, es decir los kilos que produce cada planta de papa.

* Cantidad de papa de primera por hectárea. Este último criterio se midió también en kilos.

El programa Rica Papa By Yara Máster

La compañía Yara, en conjunto con Fedepapa, creó el programa Rica Papa By Yara Máster.

Este consiste en entender las necesidades de los pequeños agricultores de papa, a fin de que a través de la transferencia de conocimiento, buenas prácticas agrícolas y consultas sobre fertilización puedan lograr un alto rendimiento y buena calidad para satisfacer las necesidades del consumidor final.

«En este sentido, el principal objetivo es brindarles herramientas para que puedan aumentar la productividad del cultivo con altos márgenes de rentabilidad, el incremento del rendimiento de sus hectáreas cultivadas, el control de riesgos asociados al cambio climático y el manejo oportuno de enfermedades y plagas, entre otros», dijeron en Yara. 

Germán Palacios, gerente general de Fedepapa, afirmó que la Federación se encuentra trabajando de la mano con los productores, con el fin de ayudar a que los agricultores rurales consigan un buen precio por la papa y que las grandes centrales de abastos no sean las que le pongan el precio al producto.

«Para esta primera versión del programa se han impactado alrededor de 6.000  papicultores y se celebró el primer concurso para encontrar a los Rica Papa Máster», indicaron en Yara.

Inclusión generacional

Uno de los retos que enfrenta el campo colombiano es que muchos jóvenes de las distintas regiones prefieren migrar a las ciudades.

Sin embargo, algunos continúan apostándole a las labores agrícolas, como Yeisson Gutiérrez, de 28 años, un agricultor de papa del municipio de Subachoque.

“El cultivo de papa en mi familia es una tradición que viene desde mi abuelo, luego mi papá y ahora es mi momento. Es algo que siempre nos ha gustado hacer y espero que mis hijos continúen con el legado e inspirarles el amor por la tierra»,  manifestó Yeisson.

Contó que trabaja con varios jóvenes y que se sienten como una familia.

«Todos estamos pendientes del cultivo, somos una empresa que genera empleo y pasamos unas horas muy bonitas con nuestra labor”, recalcó.

-Publicidad-