4.500 pesos será la tarifa mínima de taxis en la capital del departamento

La secretaria de Tránsito y Transporte de la ciudad Tunja aprobó un aumento en el pasaje de taxi a partir del próximo cinco de diciembre. Aquí le contamos cuánto deberá pagar desde el próximo mes.

Finalmente, luego de casi tres horas de reunión el gobierno municipal cedió en 100 pesos más de lo que les habían concedido y ahora serán 300 pesos el incremento autorizado. Foto: Archivo particular.
Finalmente, luego de casi tres horas de reunión el gobierno municipal cedió en 100 pesos más de lo que les habían concedido y ahora serán 300 pesos el incremento autorizado. Foto: Archivo particular.

En 4.500 pesos quedo la tarifa mínima, es decir 300 pesos más de lo que se venía pagando (4.200 pesos) y si va a pedir el servicio por teléfono, ahora tendrá que cancelar 600 pesos más al valor de su carrera.

Según la Secretaría de Tránsito y Transporte, luego de varias socializaciones con los taxistas, propietarios y gerentes, se determinó la fijación de una nueva tarifa para el servicio de transporte público individual en función de las variaciones en los diferentes costos y gastos de la estructura del servicio, tales como: salarios y prestaciones, IPC, combustible, lubricantes, llantas, mantenimiento y gastos de administración entre otros

“Esto es un trabajo que hemos hecho desde la secretaria, elaborando todos los estudios técnicos, haciendo los estudios de mercado, analizando los costos fijos, los costos variables, revisando el IPC que proyecta el Dane, estas son las nuevas tarifas para el sector de transporte público individual en la ciudad de Tunja”, explicó Pedro Alejandro Rodríguez Ávila, secretario de tránsito y transporte.

Esta tarifa regirá desde el 5 de diciembre, tendrá vigencia durante todo el 2023, se aplicará una vez todos los vehículos de este servicio cuenten con las debidas calcomanías actualizadas, así como la calibración de los taxímetros de acuerdo a lo establecido en la norma.

De esta manera se conjuró la reclamación de los taxistas y desde el gobierno de Alejandro Fúneme les demostraron por qué no era posible el incremento de 800 pesos que algunos de ellos alcanzaron a solicitar.

Adicionalmente, desde las empresas se comprometieron a ser más estrictos en los requisitos para los conductores de estos vehículos, que serán capacitados y se implementarán otras estrategias para mejorar el servicio y volver a recuperar la imagen de este gremio que se ha venido afectando por el mal servicio que prestan muchos de ellos.