La envidia en la literatura universal

Autores de novelas, cuentos, obras de teatro, poemas y libros de diferentes temáticas se han inspirado en la envidia para sus creaciones.

‘La catedral del mar’, de Ildefonso Falcones. Foto: archivo particular
‘La catedral del mar’, de Ildefonso Falcones. Foto: archivo particular

Desde el clásico de ‘Don Quijote de la Mancha’, pasando por obras de la dramaturgia y la lírica, hasta libros religiosos, de psicología o de superación personal, hacen referencia a la envidia.   

“No lloréis, mis buenas señoras; que todas estas desdichas son anexas a los que profesan lo que yo profeso; y si estas calamidades no me acontecieran, no me tuviera yo por famoso caballero andante; porque a los caballeros de poco nombre y fama nunca les suceden semejantes casos, porque no hay en el mundo quien se acuerde dellos: a los valerosos sí; que tienen envidiosos de su virtud y valentía a muchos príncipes y a muchos otros caballeros, que procuran por malas vías destruir a los buenos”, dice Don Quijote en uno de los pasajes de la novela de Miguel de Cervantes.

En la literatura universal encontramos varias obras que giran en torno al tema de la envida, como ‘El vendedor de palabras’, del español Arcadio Rodríguez Tocino.

“Pues esa novela surgió un poco como un pequeño tratado sobre la envidia entre escritores, el ego, el «soy más importante que tú y vendo más»… esas cosas que me repugnan y, además, supongo que me hago mayor y siento nostalgia de mis años cuando solo había dos canales de televisión”, afirma el autor.

‘Un mago de Terramar’ es una novela del género de fantasía, escrita por la autora estadounidense Ursula K. Le Guin y publicada por primera vez por la editorial Parnassus en 1968.

Está considerada una obra clásica de la literatura infantil y fantástica, en las cuales fue muy influyente. La trama se ambienta en el archipiélago ficticio de Terramar, y se centra en un joven mago llamado Ged, que nació en la isla de Gont. Desde pequeño da muestras de poseer un gran poder, y por eso, asiste a una escuela de magia, donde su naturaleza conflictiva lo hace pelearse con uno de sus compañeros de estudio.

Durante un duelo mágico, el hechizo de Ged se vuelve independiente y desata a una criatura de sombras que lo ataca. La novela, en este punto, sigue el viaje de Ged para liberarse de dicha sombra.

‘Una vida con propósito’ es un libro de estudio bíblico escrito por el pastor cristiano Rick Warren y publicado por Zondervan en el 2002.

‘Don Quijote de la Mancha’, de Miguel de Cervantes Saavedra. Foto: archivo particular

‘La calle de Valverde’, de Max Aub, es una gran novela que reconstruye la vida de Madrid en tiempos de Primo de Rivera. El autor pone ante los ojos del lector una época donde los jóvenes practicaban el entusiasmo en todos los órdenes, lo mismo en lo artístico que en lo político.

Aprovechando sus experiencias personales, Max Aub dibuja el panorama de una generación que no solo tenía fe ante la adversidad de su pueblo, sino que guardaba la esperanza de contribuir a contrarrestarla con el nacimiento de la República.

‘Los indiferentes’, de Alberto Moravia, es considerada como la primera novela existencialista. Narra las reacciones de una familia burguesa ante su inminente ruina.

La madre, Mariagrazia, se aferra a su aburrido y poco escrupuloso amante, Leo, quien codicia sexualmente a la hija de Mariagrazia, Carla, aunque los celos de la madre se concentran en su amiga Lisa, quien a su vez persigue al hijo de Mariagrazia, Michele, verdadero protagonista de esta compleja trama de deseos, cuyas reacciones arrastrarán el drama hasta su desenlace.

‘La catedral del mar’, de Ildefonso Falcones, se desarrolla en la ciudad de Barcelona cuando se encuentra en su momento de mayor prosperidad; ha crecido hacia la Ribera, el humilde barrio de los pescadores, cuyos habitantes deciden construir, con el dinero de unos y el esfuerzo de otros, el mayor templo mariano jamás conocido: Santa María de la Mar.

Una construcción que es paralela a la azarosa historia de Arnau, un siervo de la tierra que huye de los abusos de su señor feudal y se refugia en Barcelona, donde se convierte en ciudadano y, con ello, en hombre libre. El joven Arnau trabaja como palafrenero, estibador, soldado y cambista. Una vida extenuante, siempre al amparo de la catedral de la Mar, que le iba a llevar de la miseria del fugitivo a la nobleza y la riqueza.

Pero con esta posición privilegiada también le llega la envidia de sus pares, que urden una sórdida conjura que pone su vida en manos de la Inquisición…

‘La enfermedad mortal’, de Soren Kierkegaard, es una obra de la etapa literaria más madura del escritor y el tema dominante es el pecado original. La angustia constituye para Kierkegaard el punto cero de la existencia, y desde él se puede por igual girar hacia la fe o hacia la desesperación.

Cuentos relacionados con la envidia

* ‘El felicímetro’: Dani estaba muy disgustado con Papá Noel. Era un niño muy bueno, pero le molestaba tremendamente ver que casi todos los años muchos otros niños, claramente más malos, recibían más juguetes por Navidad. Y fueron tantas sus quejas, que una noche el propio Papá Noel apareció con el trineo en su habitación, y le llevó con él al Polo Norte.

* ‘La novia envidiosa y su boda perfecta’: Había una vez una novia que preparaba su boda con todos sus detalles. Tenía tantas ganas de que todo fuera perfecto, que durante meses asistió a todas las bodas que pudo. Y cada vez que veía algo que le gustaba o le parecía bonito, decía “Yo también quiero eso”, y lo apuntaba para que no faltase en su boda.

Daba igual que fueran unas flores rarísimas, un adorno en el vestido, una música única o una preciosa fuente: cualquier cosa que le gustase acababa en su lista. Y como cada boda tenía sus cosas preciosas y especiales, la lista no dejaba de crecer.

* ‘La cabeza de colores’: Esta es la increíble historia de un niño muy singular. Siempre quería aquello que no tenía: los juguetes de sus compañeros, la ropa de sus primos, los libros de sus papás… y llegó a ser tan envidioso, que hasta los pelos de su cabeza eran envidiosos.

Un día resultó que uno de los pelos de la coronilla despertó de color verde, y los demás pelos, al verlo tan especial, sintieron tanta envidia que todos ellos terminaron de color verde. Al día siguiente, uno de los pelos de la frente se manchó de azul, y al verlo, nuevamente todos los demás pelos acabaron azules. Y así, un día y otro, el pelo del niño cambiaba de color, llevado por la envidia que sentían todos sus pelos.

* ‘El bosque de la moda’: Había una vez un bosque en que todos sus animales vivían en armonía felices y contentos. Un día, una familia fue a pasar el día al campo, y uno de los niños olvidó sus calcetines. Un mapache pasó por allí al poco de irse la gente, encontró los calcetines y decidió probárselos. Le quedaron tan bien y le hicieron tanta gracia, que ya no se los quitó, y empezó a pasear todo el día con ellos por el bosque.

Todos los animales hablaban del nuevo aspecto del mapache, y algunos sintieron cierta envidia al ver que se convertía en el centro de todas las miradas, así que en poco tiempo empezaron a aparecer por el bosque ardillas con camiseta, conejos con botas, topos con gorra, y ¡hasta un pájaro en calzoncillos!

El doctor oso, el médico del bosque, movía la cabeza diciendo a todos con los que se cruzaba: “Eso no puede ser bueno. Los animales no llevamos ropa porque no nos hace falta”, pero nadie le hacía caso y todos le decían que era un anticuado y que no sabía ir a la moda.

* ‘El hipopótamo cantor’: Érase una vez un hipopótamo que vivía en un río, junto a un gran árbol solitario. Un día, anidó un pájaro en el árbol, y los cantos y el volar del pájaro despertaron en el hipopótamo tanta envidia que no podía pensar en otra cosa, lamentándose diariamente por ser un hipopótamo, a pesar de las palabras del pájaro, que le contaba la suerte que tenía de ser tan grande y nadar tan bien.

Los cuentos completos los puede encontrar en https://cuentosparadormir.com/