Los 15 peros del expresidente Álvaro Uribe contra la legalización del uso recreativo de la marihuana

Durante el foro del Centro Democrático en Villavicencio, el expresidente Álvaro Uribe expuso 15 puntos en contra de la propuesta de legalizar el uso recreativo de la marihuana.

El pasado 22 de octubre el expresidente expuso 15 puntos de vista en contra del uso recreativo de la marihuana. Foto: Archivo/Boyacá Sie7e Días.
El pasado 22 de octubre el expresidente expuso 15 puntos de vista en contra del uso recreativo de la marihuana. Foto: Archivo/Boyacá Sie7e Días.

“Quizá esto que les voy a decir sea por viejo, pero lo digo desde el corazón como padre de familia y abuelo. Son 15 puntos cortos contra la propuesta de legalizar el uso recreativo de la marihuana”, dijo el líder de esa colectividad y prosiguió a enumerarlos:

1. Colombia permite el uso científico y medicinal, está autorizado por Tratados Internacionales desde los años 1960, inclusive Colombia permite el uso terapéutico. Si un médico receta una de estas drogas, por ejemplo, para curar una adicción, Colombia lo permite.

2. Colombia no criminaliza el consumo ni la dosis personal, aquí a las personas no las llevan a la cárcel por consumo ni por portar la dosis personal.

3. Colombia da prioridad a la prevención y a la rehabilitación, sin embargo, el Estado ha quedado pequeño.

4. En Colombia se hizo un esfuerzo, apenas de mediana intensidad, para decomisar la droga. Estos primeros 4 puntos muestran que este país es un país que tiene una política razonable, no una política inhumana.

5. Legalizar el uso recreativo para adultos afecta los Derechos de los niños y de los adolescentes, esos Derechos de los niños son unos Derechos que tienen que prevalecer sobre los otros Derechos, de acuerdo con la Constitución. ¿Por qué afirmo que legalizar el uso recreativo de la marihuana para adultos afecta los Derechos de los niños? porque se facilita el acceso de los menores, de los adolescentes al consumo. La experiencia internacional ha mostrado que, allí donde hay legalización, hay creciente vinculación temprana, esto es de niños y adolescentes a las drogas.

6. Los científicos afirman que la marihuana es un depresivo y dispara esquizofrenias, especialmente en jóvenes, en niños, enfermedades mentales y tendencias al suicidio. En el país – infortunadamente – ha crecido el suicidio de jóvenes y de adolescentes.

7. El Instituto Colombiano de Bienestar Familiar concluye que el 41% de los delitos de los jóvenes y menores corresponde a quienes han estado consumiendo alcohol o droga.

8. La legalización ha demostrado que aumenta el número de niños y de adolescentes que se inician en el consumo.

9. La legalización aumenta el mercado ilegal, induce a otras drogas, no compensa con impuestos los mayores costos en salud. Por ejemplo, el informe que tenemos de Uruguay, donde se legalizó el consumo recreativo, es que ha crecido el mercado ilegal y otros países registran lo mismo; legalizaron con la idea de que todo sería a través de un mercado legal, controlado y con impuestos, pero ha crecido el mercado ilegal, la venta de otras drogas y han aumentado los costos en salud que no se alcanzan a compensar con los impuestos.

10. El tema de la libertad, por creer que se respeta el Derecho al libre desarrollo de la personalidad, se afecta el Derecho prevalente de la protección de los niños y en la medida que las drogas van conduciendo a las personas a un estado de enajenación, de alienación, las personas van perdiendo su control de voluntad. El control de voluntad es lo que hace libre al ser humano y lo distingue de otros seres de la naturaleza. No hay tal que el consumo respete la libertad. Conduce a la esclavitud y el ser humano, como ser social, es más propenso a no respetar los derechos de la comunidad cuando está enajenado o alienado por la droga.

11. Se afecta el Derecho y la obligación de los padres de familia en materia de educación. El viejo marxismo dijo, y esto lo tomo de Hegel, que el Estado es el que educa. En nuestra cultura quien tiene la obligación de educar es la familia, pero veamos esto: si el papá y la mamá hacen un esfuerzo, educan muy bien al niño en la casa y cuando es adolescente, a los 12 o 13 años, ya empieza a salir solito con amigos y encuentra en la calle un estado de cosas de incremento del consumo de droga, el riesgo de contagio es muy grande. Entonces, las condiciones creadas por el Estado a través de la legalización afectan los esfuerzos de buena educación de la familia. No puede ser que la familia eduque y el Estado cree condiciones contrarias, el Estado maleduque y cause daño.

12. Pasos como el de la legalización son irreversibles, ¿Quién va a echar eso para atrás en el futuro? Hoy legalizan, apenas agudizan los problemas ya será imposible devolverse.

13. Con la legalización de la marihuana se abre el paso no solamente para el consumo de otras drogas, sino para que las legalicen. En algunos sitios del mundo, donde han legalizado la marihuana, tienen todos los problemas con el mayor consumo de niños, la iniciación a temprana edad, problemas de costos de rehabilitación, etcétera, a pesar de esos, de esas dificultades piden la legalización de otras drogas. Aquí, sin haber legalizado la marihuana, ya están pidiendo la legalización de la cocaína.

14. Las drogas son en Colombia las mayores enemigas de la selva amazónica.

15. El microtráfico y la violencia: en los municipios cafeteros de Colombia se estima que el 14% en las nóminas que se pagan por recolección de café, va a microtráfico que es un gran factor de violencia, que vinculan a muchos jóvenes al negocio del microtráfico y eso lo suministran grandes bandas, que hay un control por parte de todos los grupos criminales, que esos jóvenes no solamente tienen el negocio del microtráfico sino que ellos son expendedores y consumidores, que terminan muchos en la violencia, en la cárcel o de habitantes de la calle.

Nosotros tenemos dos opciones, quedarnos tranquilos y dejar que a nuestros jóvenes todos los días les creen más condiciones de drogadicción y que el único destino que les garanticen sea el de habitantes de la calle. Segunda opción, que sean estudiosos, estén en la cultura, en el deporte, construyan familias, que sean ciudadanos con valores, con tolerancia y constructores de cohesión social.