Este sábado vuelven los cargueros a competir en Ráquira, un evento ancestral que convoca a cientos de turistas

A las 7:30 de la mañana de este sábado se dará el pitazo para la décima versión del Festival de Cargueros, un evento que rememora la tradición, historia y cultura de este “pueblo de olleros” como lo dice la etimología de la palabra Ráquira y lo confirma la historia de Colombia.

Hasta la mañana de este viernes iban 47 inscritos entre los 15 y los 72 años para el Festival de Cargueros que se realizará desde las 7:30 a.m. de este sábado. Foto: Archivo Boyacá Sie7e Días

El Festival consiste en rememorar a los antiguos cargueros de cerámica que salían de Ráquira y se dirigían a Zipaquirá y a todos los mercados muiscas para intercambiar sus productos cerámicos por sal en Zipa, Nemocón, Sesquilé y Tausa. Eran piezas utilitarias como ollas para usos domésticos, platos y tazas para comer, utensilios para el hogar, para hacer chicha y cerámicas ceremoniales en todos los territorios indígenas.

Los participantes cargan a su espalda chorotes, ollas, utensilios y todo debe ser hecho en barro de Ráquira. No se pueden llevar vasijas cuadradas ni rectangulares. En total son cuatro kilómetros para los participantes independientemente de que sea hombre o mujer, la diferencia está en el peso que cargan unos y otras.

“Durante la colonia, en el período de independencia y en la república los cargueros siguieron distribuyendo sus productos por Boyacá y los departamentos vecinos y en el siglo XX y XXI nuestros cargueros ya son tracto camiones, barcos y aviones por medio de los cuales nuestros productos llegan a los más lejanos países del mundo”, dijeron desde la organización del evento.

Las categorías para hombres o mujeres son las mismas: estudiantes hasta 18 años, de 19 a 50 años, 51 años en adelante, y el recorrido también es el mismo, lo que diferencia a unos de otros es el peso de 30 libras que cargan las mujeres, mientras que el peso que cargan los hombres es de 50 libras.

Del jurado calificador hacen parte estudiantes de once, docentes y algunas autoridades o invitados que evalúan diferentes aspectos como el vestuario, la mejor carga adornada, terminar la competencia y no recibir ayuda, esta última que se castiga con la descalificación del participante.

El evento comenzó en el 2010 y no se realizó durante dos años por falta de patrocinio de la Alcaldía, por eso es que hoy se tendrá la octava versión de este evento que muchos han reclamado para que sea declarado patrimonio cultural de Boyacá. “El creador del evento fue el exrector del colegio San Antonio de Ráquira, Humberto Enciso y es organizado por la institución educativa cada año contando con una participación que cada año tiene a un mayor número de competidores”, señalaron desde la organización que el año pasado tuvo 56 participantes y 220 cargueritos que participan en un desfile demostrativo inaugural con elementos decorativos hechos en cerámica.