Santander cuenta con centro de excelencia para el manejo de enfermedad  inflamatoria intestinal

– Contenido Patrocinado –

En el marco del Congreso Nacional de Gastroenterología 2022 el Hospital Internacional de Colombia (HIC) recibió el reconocimiento de centro de excelencia por cumplir con éxito 52 estándares de calidad

El Hospital Internacional de Colombia (HIC) fue reconocido como el primer  centro de excelencia en el oriente colombiano para el manejo de enfermedad inflamatoria intestinal, una condición que no tiene cura y afecta a 86 de cada 100.000 habitantes en el país (el 58 % de los casos son mujeres).

El certificado de calidad fue otorgado por la Asociación Colombiana de Gastroenterología y la Organización  Panamericana de Crohn y Colitis, tras la evaluación de 52 parámetros. “Para ser centro de excelencia se debe  tener toda la estructura para ofrecerles a los pacientes los estudios endoscópicos altos, bajos, de intestino  delgado, imágenes de enteroresonancia, de ecografía y contar con especialistas que manejen esta patología y sus complicaciones”, explica Viviana Parra Izquierdo, reumatóloga y gastroenteróloga del HIC.

El Centro de Salud Digestiva del Hospital Internacional de Colombia tiene a su disposición gastroenterólogos,  coloproctólogos, cirujanos gastrointestinales, cirujano hepatobiliar, junta médica multidisciplinaria y el apoyo de  todos los servicios de la institución para responder ante cualquier situación. 

Adicionalmente, este grupo de pacientes puede acceder a un programa de educación, que es dirigido por  enfermeras especialistas en la enfermedad inflamatoria intestinal. “Todo esto nos permite brindar una atención  holística para así evitar complicaciones a largo plazo. Tener esta metodología de trabajo nos ayudó a recibir  esta certificación por los próximos tres años”, asegura Parra Izquierdo.

Sobre la enfermedad inflamatoria intestinal

El término de enfermedad inflamatoria intestinal realmente se emplea para agrupar dos afecciones: la colitis  ulcerativa, que compromete todo el colon y el recto; y la enfermedad de Crohn, que puede afectar cualquier  parte del tracto digestivo, desde la boca hasta el ano, siendo el colon y el íleon terminal (último tramo del  intestino delgado) las localizaciones más frecuentes.

“Las dos enfermedades se caracterizan por producir inflamación y llagas que impiden la digestión de los  alimentos. Esta situación termina en una disminución significativa del peso y si no se le da un manejo adecuado  se pueden presentar complicaciones como perforaciones intestinales o infecciones generalizadas”, afirma la  especialista.

Aunque es conocido que la enfermedad surge como consecuencia de una respuesta inadecuada del sistema  inmune, no se sabe con exactitud cuál es el detonante de esta falla ni por qué afecta más a las mujeres. Hasta  ahora se han documentado múltiples genes que pueden ser responsables en parte de esta enfermedad. Sin  embargo, esto puede estar asociado también a alteraciones medioambientales como son las exposiciones a  determinados virus o bacterias.

En el caso de que ya se cuente con el diagnóstico, existen diferentes tratamientos como medicamentos  antiinflamatorios orales, inhibidores del sistema inmunitario, medicamentos biológicos, antibióticos y, en casos  muy avanzados, la cirugía. “Aunque actualmente la enfermedad no tiene cura, sí podemos mejorar la calidad  de vida para nuestros pacientes. Por ello es importante que se consulte de forma oportuna ante cualquier  síntoma”, aconseja Parra Izquierdo.