Cerca de $ 1.000 millones invertirán en la recuperación del puente sobre el río Cravo Sur en Labranzagrande

En septiembre pasado, una volqueta con carga extradimensionada reventó uno de los tensores principales del puente y generó daños en la estructura.

La Alcaldía de Labranzagrande y el Invías construyen una variante aguas arriba del puente para el tránsito vehicular. Fotos: archivo particular
La Alcaldía de Labranzagrande y el Invías construyen una variante aguas arriba del puente para el tránsito vehicular. Fotos: archivo particular

Para repotenciar la estructura del puente sobre el río Cravo Sur en el municipio boyacense de Labranzagrande, el Instituto Nacional de Vías (Invías) invertirá 947 millones de pesos.

Estos recursos se utilizarán en el cambio de pendolones y en la construcción de macizos para empotrar los cables principales de este viaducto, ubicado en la vía Vadohondo – Labranzagrande – El Morro – Yopal, entre otras actividades.

“La entidad tomó la decisión de llevar a cabo la inversión en estas obras luego de un estudio estructural que realizó del puente, y proyecta que sean terminadas en diciembre de este año”, indicaron en el Invías.

En septiembre de este año, el paso de una volqueta con carga extradimensionada reventó uno de los tensores principales del viaducto y generó daños en la estructura.

“Mientras se ejecutan las obras de repotenciación del puente, de manera conjunta entre la Alcaldía del municipio de Labranzagrande y el Invías, se construye una variante aguas arriba de la estructura que permita la transitabilidad de los usuarios en este corredor clave para unir a Casanare con el centro del país y, además, una de las vías alternas del corredor vial entre Sogamoso y Aguazul (transversal de Cusiana)”, explicaron en el Instituto Nacional de Vías.

En julio pasado se terminaron las obras de protección de este mismo puente, en las que el Invías, mediante el programa Colombia Rural, invirtió 1.100 millones de pesos, gestionados por la administración municipal de Labranzagrande.

Mediante esa intervención se construyó un muro de contención en concreto reforzado, soportado sobre pilas tipo caissons a ocho metros de profundidad, enrocado y mejoramiento de la estructura del puente, a través de sandblasting (técnica de limpieza profunda que protege las estructuras metálicas de la oxidación), reparación y cambio de piezas metálicas y pintura de toda la estructura.

-Publicidad-