Así le ganó pulso Comité Prodefensa del Páramo de Paipa y Sotaquirá a proyectos de energía solar

La sociedad civil de Paipa y Sotaquirá se unió para que no se les otorgará licencia ambiental a los proyectos de energía solar fotovoltaica Paipa I – PSR 3 y Paipa II – PSR 4. 

La sociedad civil de Paipa y Sotaquirá se unió para que no se les otorgará licencia ambiental a proyectos de energía solar fotovoltaica. Fotos: Luis Eugenio Lizarazo García/Boyacá Sie7e días.

Como un logro histórico calificó elComité Prodefensa del Páramo y del Agua de Paipa y Sotaquirá la decisión de Corpoboyacá de negarles la licencia ambiental a los proyectos de energía solar fotovoltaica Paipa I – PSR 3 y Paipa II – PSR 4. 

“El Comité Prodefensa del Páramo y del Agua comparte este logro histórico de las comunidades de Paipa y Sotaquirá, de los acueductos rurales y veredales, del campesinado, de la ciudadanía y de la conciencia ambiental”, dijeron los representantes de la comunidad.

Indicaron que, el mérito de este logro en defensa consecuente y coherente del páramo y del agua es de lamovilización popular, de la realización de dos grandes audiencias públicas ambientales y de la organización y gestión de las comunidades, con participación sobresaliente de las mujeres campesinas, que demostró con firmeza y claridad el enorme daño ambiental que el proyecto traería para toda la región.

“Fue la fuerza de la movilización popular y de la organización del Comité, el trabajo permanente que desde el año 2018 solicitó a Corpoboyacá la realización de las audiencias públicas y adelantó la información y organización de las comunidades, el que dinamizó un proceso de apoyo nacional e internacional, que permitió la vinculación de los alcaldes y los concejos municipales de Sotaquirá y Paipa y el rol significativo del Ministerio de Ambiente, de la Procuraduría Agraria y Ambiental de Boyacá, la Defensoría del Pueblo, los medios de comunicación y la conciencia ambiental”, afirmó el Comité.

Advirtieron desde esta organización que, en consecuencia, cualquier oportunismo venga de donde viniere para tratar de aprovecharse indebidamente de este logro lo descalifican tajantemente.

“La negación de las dos licencias ambientales para los proyectos PSR –3 y PSR – 4, es producto de sólidos y claros criterios constitucionales, legales, técnicos, de la política pública de la gestión integral de los páramos en Colombia, de las deficiencias y falta de rigor de los estudios presentados por la empresa de los paneles solares, el desconocimiento y el incumplimiento por esta empresa a los ordenamientos territoriales de Sotaquirá y Paipa y todo el impacto negativo para el páramo como ecosistema estratégico”, dijeron.

Agregaron que, también aportaron elementos de juicio de fondo para la negación de este proyecto la denuncia del convenio firmado por elgobernador Carlos Amaya con la empresa PSR para realizar el proyecto en el páramo, el concepto del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, de la Procuraduría Agraria y Ambiental de Boyacá y, de forma muy especial, las numerosas y cualificadas ponencias presentadas por los voceros de la comunidad en las dos audiencias públicas y, sobre todo, las poderosas movilizaciones de las comunidades en Sotaquirá y Paipa.

Destacaron el protagonismo que tuvieron las organizaciones de losacueductos de Paipa: Peña Negra, La Salvia, La Bolsa (La Toma y El Totumo) y Agua Fría; así como los acueductos de Sotaquirá: El Chuscal, La Toma y Carreño, Desaguadero, Verdegal, Las Águilas, La Toma y Agua Tinajo y demás organizaciones comunitarias, ambientalistas, jóvenes, mujeres y campesinos. 

“El Comité Prodefensa del Páramo y del Agua – Paipa y Sotaquirácontinuará gestionando la defensa del páramo y del agua. Solicitamos a Corpoboyacá que se convoque con la participación comunitaria a la construcción del Plan de Manejo del páramo de Guantiva y especialmente del humedal El Desaguadero”, señalaron.

Anunciaron que le harán juicioso seguimiento al trámite administrativo de las dos resoluciones que niegan las licencias ambientales hasta que queden en firme y que le darán estructura legal al Comité con la participación de las asociaciones de acueductos regionales y veredales, las comunidades campesinas, las demás organizaciones sociales y los ambientalistas que quieran vincularse a este propósito por el agua, el páramo y la vida.