Carolina Espitia, relevo generacional en el Senado por Boyacá

Del liderazgo estudiantil al liderazgo político, esta boyacense de Villa de Leyva se estrena en un cargo de elección popular, al que llegó de la mano de Carlos Amaya.

Hija de Blanca Mery Jerez Vargas y de Reyes Julio Espitia Montañez (q.e.p.d.), Ana Carolina Espitia Jerez es la segunda de tres hermanas.

Nació en el municipio de Villa de Leyva el 12 de noviembre de 1985, es soltera y profesa un gran amor por su familia.

Es ingeniera industrial egresada de la Uptc, con maestría en Pensamiento Estratégico y Prospectiva de la Universidad Externado de Colombia. Actualmente es estudiante de maestría en Economía Aplicada de la Universidad Eafit.

Inició su liderazgo estudiantil y social en la universidad cuando cursaba su pregrado y, junto a un grupo de compañeros, lideró la lucha estudiantil por la autonomía universitaria y la exigencia de recursos para la educación pública, de la mano de su compañero y hermano de vida Carlos Amaya.

En el 2010 ingresó al Congreso de la República como asesora de la Unidad de Trabajo Legislativo del entonces representante a la Cámara Carlos Amaya.

Allí se destacó por ocuparse en proyectos de ley y debates de control político en temas ambientales, de educación y agro en busca de mejorar las condiciones de los colombianos.     

En el 2016 fue designada como secretaria General de la Gobernación de Boyacá, en el gobierno de Carlos Amaya, desde donde lideró programas de seguridad ciudadana para el departamento y promovió mejoras para la prestación de trámites y servicios de atención ciudadana por parte del Gobierno departamental.

En el 2017 el presidente de la República la designó como gobernadora encargada, siendo la primera mujer en 30 años en ejercer el cargo para el departamento de Boyacá.

En el 2018 se destacó como jefe del gabinete departamental. Fue asesora en materia ambiental y defensora de los recursos naturales de la Corporación Autónoma Regional de Boyacá (Corpoboyacá).

En el 2020, durante la emergencia sanitaria por el COVID-19, hizo parte del equipo de la Gobernación de Boyacá y trabajó de la mano con el Ministerio de Salud, la red hospitalaria, los gobiernos municipales y la comunidad para mitigar los efectos de la pandemia en todo el territorio boyacense con el propósito de salvar vidas.

“Carolina Espitia en su vida laboral se ha destacado por su carácter, compromiso y transparencia. Ahora una de sus principales metas está enfocada en ser garante de los derechos de los campesinos, la infancia y las mujeres rurales, pero también en la reactivación económica de todos los escenarios del sector agropecuario, un reglón sumamente importante de la economía de los boyacenses y colombianos”, afirman sus amigos.

Llega al Senado de la República tras conseguir más de 54.000 votos por el Partido Alianza Verde, en su primera vez como candidata a un cargo de elección popular.

“Somos conscientes del reto que tenemos como líderes políticos, en medio de una crisis económica en el campo, una crisis desatada por la pandemia, pero también por las importaciones de los productos agropecuarios, dejando rezagados a nuestros campesinos desde hace años. Llegamos al Congreso de la República a proponer mercados para nuestros productos, a dignificar su labor, a buscarles una solución a esos costos elevadísimos de los insumos y darles las oportunidades que sean necesarias a los campesinos sin retórica, con hechos”, dice Carolina.

Agrega que, más que el futuro de Colombia, los jóvenes son el ahora y que se deben apoyar con propuestas reales que garanticen su derecho a la educación, al trabajo y a una vida digna.