96 años de la Contraloría, guardando el tesoro público de Boyacá – Juan Pablo Camargo Gómez #ColumnistaInvitado

Con el trasegar de los años, hemos contado con más de 5.000 funcionarios quienes han desarrollado la misión de nuestra Contraloría y han permitido que esta institución siga creciendo y proyectándose como una de las Entidades más importantes del Departamento al ser una aliada estratégica de la ciudadanía

Desde 1926 y acogiendo los lineamientos de la Ley 42 de 1923, la Asamblea Departamental de Boyacá promulgó el 28 de abril la Ordenanza No. 18 de 1926, por medio de la cual se creó el Departamento de la Contraloría y se ordenó que, a partir del primero de julio, funcionara en el departamento de Boyacá una oficina de contaduría y fiscalización denominada «CONTRALORÍA DEPARTAMENTAL», la cual subrogó en todas sus funciones al entonces vigente Tribunal de Cuentas.

Es importante recordar que la Contraloría General inició sus labores en el primer piso del edificio en donde hoy funciona la Alcaldía Municipal de Tunja, recinto en donde también funcionó la Asamblea Departamental de Boyacá; edificación que en años posteriores sufrió un incendio.

Las funciones del Contralor para ese entonces, giraban en torno a llevar cuentas del tesoro Departamental y prescribir los métodos de contabilidad, visitar las oficinas de manejo de bienes o caudales públicos tanto municipales como departamentales, realizar visitas de obra corrigiendo las irregularidades que observara o pidiendo la suspensión de los trabajos, si fuere el caso.

En lo que respecta a la estructura orgánica de la entidad, para el año 1972, surge la Ordenanza No. 36 del 31 de diciembre, en la que se definieron ocho unidades administrativas. En sus inicios la Entidad contaba con cerca de 650 funcionarios, quienes fungían como revisores de cuentas y cada Secretaria de la Gobernación de Boyacá tenía asignado un profesional que realizaba funciones de Auditor. Lo mismo sucedía en cada una de las provincias del departamento.

Tiempo después y, con la entrada en vigencia de la Constitución Política de Colombia de 1991, mediante la cual se vislumbraron grandes cambios en la forma de ejecución del control fiscal, aunado a la expedición de la Ley 42 de 1993, sobre la organización del sistema de control fiscal y de los organismos que lo ejercen, se derogó el control previo y perceptivo y se delimitaron los sistemas de control bajo los principios de eficiencia, eficacia, economía y valoración de los costos ambientales.

En la actualidad con la entrada en vigencia del Acto Legislativo No. 04 de 2019, desarrollado por el Decreto 403 de 2020, se reformó el régimen de control fiscal para ofrecer un planteamiento claro y amplio sobre el alcance del ejercicio del mismo, bajo los principios de coordinación, concurrencia y subsidiariedad.

La Contraloría General de Boyacá, desarrolla su mandato constitucional de forma participativa, incluyente y bajo principios de buen gobierno que permitan resultados de alta calidad emanados desde la gerencia pública; a la Entidad le corresponde vigilar la gestión fiscal del Departamento y sus municipios, propiciando la participación activa de la comunidad y promoviendo el correcto manejo de lo público.

De esta manera, como actual Contralor, enfocamos nuestra atención en el estricto cumplimiento de la Constitución Política y de la Ley, respetando el debido proceso y los derechos fundamentales tanto de los sujetos de control, de la ciudadanía en general así como de sus propios funcionarios.

Dentro de este marco, los esfuerzos se encaminan en el desarrollo y mejora continua para una política clara y permanente de prevención del daño antijurídico en materia fiscal, que servirá de pilar en la lucha contra la corrupción.

Es por esto que, el «Control Fiscal desde los Territorios» es el lineamiento de nuestro  Plan Estratégico 2022-2025, con el que se busca generar lazos de confianza y cercanía entre veedores, líderes comunales, gestores ambientales, contralores estudiantiles, líderes rurales, madres cabeza de familia y ciudadanos en general, que tengan vocación de ejercicio de control social a lo público y que desde los territorios prevengan y promuevan la guarda de los dineros y bienes públicos, como aliados estratégicos del ente de control fiscal en Boyacá.

En homenaje a los 96 años de la Entidad, felicito y exalto la labor de los auditores y de todos los funcionarios que a diario hacen que ganemos la confianza de las y los boyacenses. Resalto igualmente que producto del ahínco de nuestros servidores, logramos una casa de auditoría, nuestro nuevo Edificio ubicado en la carrera 9 No. 17 -60 en la ciudad de Tunja y con él a hoy contamos con una renovada guía de auditaje con la cual estamos llegando a cada uno de los rincones de nuestro querido departamento de Boyacá.

Esta Guía de Auditoría Territorial constituye una metodología para la aplicación de las técnicas y los procedimientos, a fin de obtener la evidencia suficiente, competente y pertinente, que encauce un verdadero ejercicio auditor enmarcado en metas de calidad y cobertura.

 A nuestra Contraloría General de Boyacá, Feliz Cumpleaños ¡Un Contralor y una Contraloría a su servicio!

JUAN PABLO CAMARGO GÓMEZ