Hoy hace un mes desapareció el oficial boyacense de la Policía, Julián David Gámez ¿qué se sabe del caso?

Compartir:

Ya son 30 días en los que la familia sigue pidiendo respuestas, pero lo único que hay preguntas, cuestionamientos e incertidumbre, incertidumbre y misterio en torno a la desaparición del mayor de la Policía Julián David Gámez Amaya, oriundo de Pesca. 

Hoy hace un mes desapareció el oficial boyacense de la Policía, Julián David Gámez ¿qué se sabe del caso? 1
Hasta con caninos expertos en ubicación de cuerpos, con helicópteros y buzos, han buscado al oficial nacido en Pesca, sin que hasta el momento tengan pista alguna. Foto: Archivo Boyacá Siete Días

“Las búsquedas siguen en el río y la Policía insiste en que él cayó al agua, cuando nadie puede corroborar eso, máxime cuando hace unos días recibimos una llamada en la que nos confirman que él no cayó al río, llamada de la que no puedo dar detalles, pero que ya entregamos a los investigadores y a los abogados, para que se de un vuelco al caso”, dijo la abogada Magda Gámez, cuñada del uniformado.

Precisamente la tarde de este sábado en Pesca, municipio del que es oriundo, están adelantando una caravana para exigir respuestas de parte especialmente de la dirección de la Policía en cabeza del general Jorge Luis Vargas, quien según los familiares ha sido totalmente renuente al caso y no los ha querido atender.

“Estamos seguros de que él no cayó al río y su arma de dotación apareció de la nada diez días después, su billetera y su celular aparecieron intactos. Lo que pedimos es que se tenga en cuenta los diferentes trabajos que él adelantaba en Pereira contra el microtráfico y que se dé un vuelco a la investigación”, recalcó la abogada.

Además, aseguró que le han tenido que exigir respeto a la Policía y a algunos medios que se refieren a Julián David con términos como la búsqueda del cuerpo, cuando nadie ha certificado o siquiera dando indicios de que él haya caído al río o que esté muerto.

“Él ya estaba en la casa descansando cuando recibió la llamada de acercarse a un operativo y llegó al lugar de los hechos cuando ya todo había pasado y él no tuvo que ver con el hecho, el secuestrado ya había sido liberado, los supuestos secuestradores ya estaban capturados o muertos y mi cuñado no intervino en la acción como dijeron inicialmente en la Policía, que era que había caído al río mientras perseguía a los secuestradores”, aseguró la abogada Magda Gámez.

Los hechos se registraron cerca de la medianoche del jueves 2 de junio luego de que se alertara una persecución policial, en la que según los familiares el oficial boyacense no participó, a un vehículo en el que se movilizaban tres hombres señalados de retener en contra de su voluntad a un joven que resultó ser un vendedor ambulante, y que se encontraba en el centro de Pereira. 

En medio de la persecución el oficial boyacense se extravió por lo que diferentes organismos de socorro, incluida la Policía de Rescate, han tenido que adelantar las labores de búsqueda especialmente en el río Otún, sin que lo hayan podido ubicar. 

El oficial boyacense tiene 36 años, nació en la vereda Butagá del municipio de Pesca, estudió en el Colegio Indalecio Vásquez de esa localidad, tiene un hijo de dos años y es el menor de los tres hijos de los agricultores y comerciantes Abdón Gámez, quien además es pensionado como secretario del juzgado municipal, y de la señora Rebeca Amaya, que se encarga de la atención de un hotel que tienen en esa localidad a 40 minutos de Sogamoso.

Ingresó a la institución en el mes de enero del 2006 como alumno a la Escuela de Cadetes de Policía General Francisco de Paula Santander, en Bogotá. Tras su ascenso fue destinado a laborar en los Departamentos de Policía Boyacá y Chocó, Metropolitana de Tunja y en la Policía Metropolitana de Pereira donde labora desde el 16 de julio del año 2021. Había acabado de ascender a mayor en diciembre pasado. Fue subcomandante de estación de la Policía Metropilitana de Tunja y comandante de la Policía en Samacá.

En su hoja de vida reposaban 110 felicitaciones y 13 condecoraciones (mención honorífica I , II y III vez,mención servicios distinguidos de Villa de Leyva, condecoración mérito ciudadano en Pajarito, condecoración Rey Barule Quibdó, condecoración al mérito cívico Alcaldía Istmina (Chocó), dos menciones exaltación a la labor policial Tunja, citación distintiva presidencial de la victoria militar y policial, condecoración exaltación a la labor policial Cómbita, condecoración ‘Gonzalo Suárez Rendón’Alcaldía mayor de Tunja, y medalla al valor actos heroicos del servicio.

Compartir: