Una nueva fundición de armas de fuego incautadas se llevó a cabo en Gerdau Diaco Tuta

Las armas provenían principalmente de incautaciones realizadas a la delincuencia común.

En Gerdau Diaco Tuta esta semana se fundieron 9.700 armas de fuego. Foto: archivo particular
En Gerdau Diaco Tuta esta semana se fundieron 9.700 armas de fuego. Foto: archivo particular

Gerdau Diaco recibió en su planta de Tuta, Boyacá, de manos del Comando General de las Fuerzas Miliares, 9.700 armas de fuego (pistolas, revólveres, fusiles, carabinas, ametralladoras, subametralladoras, morteros y lanzacohetes, entre otros).

Este armamento se transformará en acero para ser donado con destino a la construcción de viviendas de interés social en Boyacá. 

Gerdau Diaco anualmente transforma más de 360.000 toneladas métricas de chatarra ferrosa en productos de acero.

La chatarra es la principal materia prima de su proceso productivo, la cual se obtiene de diferentes fuentes: una es la generada por obsolescencia que se obtiene de los hogares y es capturada por recicladores de oficio.

Otra proviene de la desintegración del parque automotor y, por último, otra fuente es la chatarra generada por la industria.

Transformando armas en esperanza es una iniciativa liderada por Gerdau Diaco, con la que la compañía consolida su compromiso con el desarrollo sostenible del país, fundiendo las armas que son entregadas por las autoridades competentes y donando el acero resultante para la construcción de viviendas de interés social en las zonas aledañas a las plantas, donde habitan familias en condición de vulnerabilidad”, indicaron en la empresa.

A la fecha, en un trabajo articulado con las alcaldías municipales, la compañía ha entregado cuatro viviendas de interés social: tres en Sotaquirá y una en Belén (Boyacá).

En esta oportunidad, el armamento fue entregado por el Comando General de las Fuerzas Militares. Las armas provenían principalmente de incautaciones realizadas a la delincuencia común.

En Gerdau Diaco Tuta esta semana se fundieron 9.700 armas de fuego. Foto: archivo particular
En Gerdau Diaco Tuta esta semana se fundieron 9.700 armas de fuego. Foto: archivo particular

“Al ser destruidas y fundidas, se garantiza un destino final adecuado que contribuye con la seguridad, la economía circular y la puesta en marca de acciones que impulsan el desarrollo del país”, explicaron en la siderúrgica.

Desde el 2018 y con esta nueva fundición, la compañía ha destruido más de 164.000 armas, que se han convertido en acero.

“En Gerdau Diaco consideramos que darle una segunda oportunidad a la chatarra, y en este caso a las armas, es fundamental para contribuir con la seguridad de la sociedad y el desarrollo sostenible del país”, afirmó José Nunes, gerente de la planta. 

-Publicidad-