[Infografía] Aborto: ¿Qué piensan los ciudadanos?

Seis de cada diez estadounidenses opinan que la interrupción del embarazo debería ser absolutamente legal o legal con ciertas restricciones.

Con información de la Agencia EFE 

El movimiento feminista argentino, que con su lucha logró la legalización de la interrupción voluntaria del embarazo en Argentina, repudió este viernes la decisión del Tribunal Supremo de Estados Unidos que acabó con la protección del derecho al aborto en ese país.

«Repudiamos el retroceso de la Corte de EE. UU. en Roe vs. Wade», publicó en su cuenta de Twitter la Campaña Nacional por el Derecho Aborto Legal, Seguro y Gratuito en Argentina, que se lanzó en el 2005, recuperando la historia de lucha de los movimientos feministas y de derechos humanos desde los 70 y los 80, y convirtió el pañuelo verde, que evoca a las Madres de Plaza de Mayo, en un significante para la lucha para el aborto.

«No daremos un paso atrás», prometió la Campaña y ofreció su «solidaridad» con las compañeras.

La Campaña en Argentina llamó además a los Estados «a no violentar la autonomía de las personas gestantes» porque dijo que sin derecho al aborto «no hay igualdad, libertad ni democracia».

El alto tribunal de EE. UU. tumbó este viernes la sentencia ‘Wade contra Roe’, emitida por el propio Supremo en 1973, que protegía el derecho constitucional al aborto en todo el país.

El fallo del alto tribunal elimina la protección federal del aborto en EE. UU., por lo que cualquier estado puede aprobar leyes que restrinjan o prohíban el acceso a este derecho.

El gran logro de los movimientos feministas en Argentina ha sido, en diciembre del 2020, la legalización del aborto voluntario hasta la semana 14 de gestación, producto de un activismo constante que no solo le reclamó al Estado una ley, sino que armó redes de profesionales de la salud, de la comunicación, de docentes, de socorristas, de género para mostrar el aval de la sociedad.

Más allá de esas 14 semanas de plazo, en Argentina se permite la interrupción legal del embarazo (ILE) si fue por causa de una violación o cuando corra peligro la vida o la salud de la madre.

También repudió el fallo la portavoz de la Presidencia argentina, Gabriela Cerruti, quien lo consideró «un retroceso en materia de derechos de las personas gestantes que da cuenta del avance atroz de la derecha en el mundo» en su cuenta de Twitter.

«Somos marea y aunque quieran detenernos persistiremos y volveremos», agregó.

-Publicidad-