[Galería] – El día que el candidato Rodolfo Hernández se postró ante la Virgen de Chiquinquirá

Tres días antes de llegar a la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, el candidato Rodolfo Hernández cumplió la promesa que había hecho de visitar a la Virgen de Chiquinquirá.

Ayer, el candidato presidencial Rodolfo Hernández llegó hasta la basílica de Chiquinquirá para visitar a Nuestra Señora del Rosario y participar en una eucaristía. Fotos. Camilo Barón/Boyacá Sie7e Días.

Tras cancelar la visita que estaba prevista para el pasado sábado, luego de permanecer en Estados Unidos y amenazar con no regresar al país por amenazas de muerte, ayer finalmente llegó para encomendar los resultados del próximo domingo en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales.

Desde muy temprano comenzaron a llegar varios de sus simpatizantes hasta inmediaciones de la basílica a la espera de su líder y algunos pudieron acceder al templo.

El ingeniero de 77 años llegó en un helicóptero con su esposa, su señora madre y otros integrantes de su campaña. Aterrizó a las afueras de Chiquinquirá, en la zona occidental de la ciudad y allí los recogió un convoy militar y vehículos que lo acompañaron directo a la basílica.

Ya, en el templo religioso que es conocido como la patrona espiritual de los colombianos, Hernández tuvo un diálogo con la comunidad religiosa y luego participó en la eucaristía. La misa y el protocolo tardó cerca de una hora, incluyendo una bendición especial.

Terminado el acto religioso, a la que solo permitieron el acceso controlado a la basílica y mucha gente quedó por fuera, el aspirante no se refirió a nada de campaña, solo saludó y agradeció a la gente que llegó para acompañarlo.

Luego abandonó la basílica en su caravana, sin pasar por la Plaza de La Libertad, donde la Policía tuvo que intervenir frente a un conato de alteración del orden por parte de un pequeño grupo de seguidores del candidato Gustavo Petro, que estuvo a punto de entrar en agresión física con la nutrida asistencia de simpatizantes de Rodolfo Hernández.

-Publicidad-