Así avanzan las obras en La Granja, en la carretera del Cusiana

En el km 87 de la vía del Cusiana continúa la construcción de drenes horizontales (introducción de tubería para aliviar la presión de agua) en el talud superior y en el talud inferior, así como la instalación de pernos anclados en el talud superior, con el fin de estabilizar el sitio.

Obras en el kilómetro 87, sector La Granja, del corredor vial Sogamoso - Aguazul. Foto: Invías
Obras en el kilómetro 87, sector La Granja, del corredor vial Sogamoso – Aguazul. Foto: Invías

El Instituto Nacional de Vías (Invías) avanza en los trabajos en el kilómetro 87, sector La Granja, del corredor vial Sogamoso – Aguazul (transversal del Cusiana).

“Pese a la lluvia constante en la zona y a intentos de usuarios por pasar, el trabajo de 67 personas con 16 máquinas (cuatro equipos de perforación, seis volquetas, un carrotanque y cinco máquinas amarillas) ha permitido instalar 48 pernos anclados de los 153 proyectados en el talud superior”, explicaron en el Invías.

Agregaron que, además, en el talud superior se avanza en la construcción de 12 de los 13 drenes horizontales (introducción de tubería en el talud para aliviar la presión de agua) proyectados y en 14 de los 23 proyectados en el talud inferior.

“Estamos trabajando en la instalación de los pernos anclados que permitan asegurar el talud y así poder iniciar la disposición de geobloques, para la recuperación de la banca y posterior habilitación de la vía. Sin embargo, las condiciones climáticas no han sido favorables en los últimos días y hemos tenido inconvenientes en el kilómetro 83 más 600 metros del corredor, sector conocido como Quebrada Negra, donde se presentó un movimiento en masa que nos obligó a realizar un cierre total del sector”, manifestó el director técnico y de Estructuración del Invías, Guillermo Toro Acuña.  

El funcionario dijo que, por otra parte, algunos usuarios se han desplazado hasta el kilómetro 87 y han exigido pasar por la zona, a pesar de que la vía está cerrada.

“Esto es algo delicado, porque el paso de vehículos deteriora los trabajos y compromete la estabilidad de la banca, lo cual no permite avanzar en los trabajos estipulados y podría generar un accidente grave”, afirmó Toro.  

Además de las emergencias en el kilómetro 83 más 600 metros y en el kilómetro 87, el Invías atiende una más en el kilómetro 117 más 450 metros del corredor vial.

Con el fin de salvaguardar la integridad humana y poder adelantar los trabajos necesarios en estos puntos, la semana pasada se expuso a la comunidad, así como al alcalde del municipio de Pajarito, Josué Noé Riveros, la imperiosa necesidad de que el gremio transportador y la comunidad no transiten por ellos.

“Solo de esta manera se podrá cumplir el plazo pactado con la comunidad en dicha reunión (60 días calendario a partir del 19 de mayo) para habilitar el paso vehicular, siempre y cuando las condiciones geológicas, climáticas y sociales lo permitan”, recalcó Guillermo Toro Acuña. 

-Publicidad-