Debates públicos y privados – Ricardo Gabriel Cipagauta Cómez #Columnista7días

Y vuelvan a ser los medios de comunicación los ejes, para que candidatos y campañas pudieran llegar a las comunidades, audiencias, y así se consolidan como un valioso patrimonio que la Sociedad Informada en Democracia le ha legado a sus medios, periodistas, tecnologías, en el cubrimiento, publicidad e información que se requieren -en contexto- para tomar decisiones, sin emociones…

Faltaron varios para, por ejemplo, hablar de la importancia y valor de las regiones, de las zonas de frontera, de las potencialidades, de los radicados en el exterior, de la cultura, el patrimonio y los valores ancestrales e incluso los concernientes a la seguridad y defensa nacional, entre tantos temas que se dejan de lado por buscar la euforia de los ataques, bodegas, seguidores y hasta soterradas amenazas para buscar incendiar y luego no saben cómo apagar, porque ya ni los ídolos de barro nos sirven para desahogarnos.

Los rebautizados debates -que se realizaron y los pendientes hasta el viernes- fueron y serán en alianzas con gremios, “sectores poderosos o financiadores” algunas universidades, centros comerciales y hasta con conglomerados y patrocinadores, para poder contar con los que asisten, cumplen las citas acordadas, asumen la defensa de sus propuestas contrastándolas con sus pares y no justificando que “no” porque no hay argumentos sino “armas” de ataque para arrastrar energúmenos.

Pero una frase manida es que la gran encuesta y debate serán en las urnas y para ello se hace necesario que ya de seguro muchos han hecho sus debates frente a los argumentos de los aspirantes, no buscando el beneficio personal sino pensando y defendiendo el interés colectivo.

Porque el domingo -29 de mayo o el 19 de junio- es frente al tarjetón que se marca X por el que logre cautivar, convencer y converger en una sociedad que vaya construyendo nuevos liderazgos (porque los que hoy aspiran a la mayor dignidad ya que pasen a ser asesores y abran -dejen- caminos y espacios para nuevos) e ir formando aspirantes en lo local, regional y nacional. Queremos expertos en lo publico y no en seguir acomodando personajes para cumplir compromisos, para ser elegidos…

No olvidar que ya estamos en votaciones (970 mil colombianos, en 67 países radicados en el exterior) y ahora nos toca a los que estamos por acá salir muy temprano, debatir con altura para la segunda vuelta, seguir todos los debates que se convoquen y allí más que llenar plazas, tarimas, redes sociales es con argumentos que vamos al “Debate Definitivo, Final, Decisivo y Decente”.

Gracias por los debates, en público y en privado, que, con reglas claras, tiempos establecidos, moderadores serios, diálogos sorpresa, preguntas incomodas, humor, polémicas, coincidencias y hasta miradas conquistadoras que son los que necesita el país. Si es por que se saquen “cueros al sol” no estamos sino creando grupos o bandas que van construyendo trincheras para que, pasado el escrutinio, definidos el presidente y su vicepresidente, nos sigamos atacando… es por la necesidad de un cambio, pero sin imposiciones por colores, sin estigmatizaciones, seguro, erradicando los males y aportando todos para generaciones respetuosas, abiertas, visionarias y potenciando a regiones como nuestro Boyacá.

Que se respeten y reconozcan las diferencias, pero con soluciones.

Ricardo Gabriel Cipagauta Gómez.  @ricardocipago

-Publicidad-